Cómo comer cebollas crudas para narices resfriadas y congestionadas

Escrito por euniceb | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comer cebollas crudas para narices resfriadas y congestionadas
Las cebollas crudas se consumen de muchos modos distintos. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Las cebollas proceden de la familia de plantas "Allium", junto con muchas especies que consisten en un bulbo que crece bajo tierra con un tallo vertical que surge sobre la tierra. Como parientes del ajo, la mayoría de las cebollas tienen un sabor fuerte y picante, aunque algunas son dulces y suaves. Se las utiliza en platillos de alrededor del mundo y también con fines medicinales. Las cebollas tienen químicos antiinflamatorios y antioxidantes que pueden funcionar como remedios. Un modo de utilizarlas es para combatir resfriados. Consulta a tu médico antes de utilizar cebollas crudas para cualquier padecimiento respiratorio.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cebollas rojas
  • Un tazón
  • Miel
  • Un refrigerador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pela y corta cebollas, preferiblemente rojas, en rebanadas delgadas. Todas las cebollas tienen propiedades medicinales y funcionan para tratar resfriados, pero las rojas tienen el nivel más alto de quercetina, un flavonoide rico en antioxidantes que combaten los radicales libres e inhiben la producción de histamina.

  2. 2

    Coloca las cebollas en un tazón y echa miel sobre ellas. Utiliza suficiente miel para cubrir las rebanadas. Esto disminuirá la severidad del sabor o el "calor" de las cebollas y también hará relucir más del poder de la miel como supresor natural de la tos. Algunas variedades de miel también contienen quercetina.

  3. 3

    Coloca las rebanadas de cebolla en un refrigerador para que pase la noche allí y comerlas en la mañana. Los sobrantes de miel que hayan hecho infusión con propiedades de la cebolla pueden también ser consumidos.

  4. 4

    Incorpora las cebollas en platos. Las cebollas crudas pueden agregarse a sopas y sándwiches y a muchas otras recetas. Las cebollas pueden agregarse a casi cualquier plato sabroso e incluso en algunos dulces. El objetivo es ingerir tanta cebolla cruda como sea posible para tratar tu condición sin comprometer tu dieta.

Consejos y advertencias

  • Las cebollas se consumen mejor crudas cuando se está combatiendo un resfrío y una congestión, pero las cebollas cocidas no pierden muchos de sus nutrientes y pueden también ser comidas para obtener beneficios para la salud.
  • Las cebollas absorben bacterias al estar expuestas al aire y por lo tanto deben ser conservadas en un refrigerador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles