Salud

Cómo comer ajo crudo y no tener mal aliento

Escrito por fred decker | Traducido por verónica sánchez fang
Cómo comer ajo crudo y no tener mal aliento

El ajo fresco es bueno para ti, pero malo para el aliento.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El ajo es uno de los alimentos favoritos del mundo. Se puede encontrar en casi todos los platos principales hasta cierto punto, prestando su sabor característico picante y su aroma. Sin embargo, apreciar mucho el ajo puede tener implicaciones para tu vida social. Con su gran cantidad de compuestos aromáticos de azufre, el olor del ajo, especialmente crudo, puede permanecer en tu respiración y poros durante varias horas después de comer. No se puede evitar por completo sin obviar el ajo, pero puedes tomar algunas medidas para minimizar el efecto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cuchillo para verdura
  • Perejil fresco
  • Yogur natural o leche
  • Hojas frescas de salvia
  • Vainas de cardamomo
  • Un cepillo de dientes y pasta dental
  • Hilo dental
  • Enjuague bucal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Prevención

  1. 1

    Selecciona ajo fresco, que sea pesado para su tamaño. El más fresco, el ajo más jugoso es también el más suave, y tendrá un menor efecto sobre tu aliento.

  2. 2

    Corta los dientes de ajo por la mitad con un cuchillo. Retira los tallos finos verdes que podrían estar comenzando a brotar, ya que su sabor y aroma son particularmente duros y penetrantes.

  3. 3

    Enjuaga el ajo picado con agua fría, para lavar una parte de los compuestos de azufre que le confieren su aroma.

  4. 4

    Pica un puñado de perejil fresco con el ajo. La clorofila ayuda a reducir el impacto del ajo.

    Tratamiento

  1. 1

    Mastica una ramita o dos de perejil después de comer el ajo. Al igual que con el perejil añadido durante la preparación, que ayudará a minimizar el olor a ajo.

  2. 2

    Come un pequeño recipiente de yogur natural o bebe un vaso de leche. Ambos causan la reducción del aliento a ajo.

  3. 3

    Frota los dientes con fuerza con una o dos hojas grandes de salvia fresca. Se trata de un refrescante de aliento común italiano.

  4. 4

    Quiebra la vaina de cardamomo fresco y mastica las semillas, o mantenlas en tu mejilla. El cardamomo es otro refrescante de aliento potente, que reducirá al mínimo el olor a ajo.

  5. 5

    Cepilla tus dientes y usa hilo dental después de la comida y luego enjuaga con enjuague bucal. Esto eliminará todos los trozos finos de ajo que quedan, y también ayudará a quitar el mal olor.

Consejos y advertencias

  • Si comes ajo por razones de salud, es aconsejable llevar un frasco de cápsulas de ajo sin olor en la mano. En los días que quieras que tu aliento sea bueno, traga una cápsula en vez de comer el ajo real.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media