Qué comer en una dieta libre de carbohidratos

Escrito por ts jordan | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué comer en una dieta libre de carbohidratos
Qué comer en una dieta libre de carbohidratos. (healthy eating #6 image by Adam Borkowski from Fotolia.com)

Para muchas personas, el pensamiento de empezar una dieta baja o libre en carbohidratos es casi una tortura, al renunciar a todas sus comidas reconfortantes, como pasteles, donas, galletas y tortas, por lo que parece ser una vida llena de alimentos grasosos. Superar este obstáculo mental es difícil; sin embargo, una vez te des cuenta que todos esos alimentos "reconfortantes" son realmente la fuente de muchos problemas para la salud, decidir en una dieta baja en carbohidratos es más fácil. Entonces la única pregunta es: ¿Qué comer?

Otras personas están leyendo

Qué no comer

Esta será la daga proverbial en el corazón para muchos, pero no obstante, es algo que debe ser abordado. Para tener éxito con una dieta baja en carbohidratos, no puedes ser presa de los rigores de los "Frankenalimentos" como el pan "bajo en carbohidratos", galletas, helado y todas las otras tentaciones que la industria alimenticia quiere que aceptes como alternativas saludables. Los alcoholes azucarados en esos productos tienen un efecto sustancial en la química del cuerpo, y pueden negar los beneficios que estarían de lo contrario presentes en una dieta baja en carbohidratos.

Opciones bajas en carbohidratos

Uno puede considerar que un estilo de vida bajo en carbohidratos se componga de platos interminables de un tocino grasoso lavado con aceites de cocina, pero este no es el caso. Aunque es cierto que tu principal fuente de alimento en este tipo de dieta será la carne, esto no significa que la dieta como tal tenga que ser tortuosa. Opciones bajas en carbohidratos incluyen: Carnes: pollo, carne, bisonte, venado, avestruz, alces, caribúes y todo tipo de peces, entre otros. Vegetales: "Verde" y "Fibroso" son las palabras clave aquí. El brócoli, la lechuga y el pepino proporcionarán los nutrientes vitales y la fibra necesaria sin carbohidratos abrumadores. Frutas: aunque las frutas son normalmente un tabú en una dieta baja en carbohidratos, algunas se pueden incluir si estás por debajo de tu límite diario de carbohidratos. Piensa en bayas de todos los tipos: arándanos, frambuesas, fresas y similares. Frutos secos: cacahuetes, nueces, almendras, castañas de cajú y la mantequilla de maní natural también pueden darle vida a varios platos. Lácteos: los quesos duros con moderación son la opción principal aquí. Huevos: cómete las yemas mientras estás en esta dieta. Las calorías adicionales de la grasa harán maravillas en tus niveles de energía. Más allá de eso, los almacenes usualmente venden un número de condimentos pre mezclados que son libres de calorías y pueden condimentar pedazos de carne. Aunque la concepción de una dieta baja en carbohidratos es la de un montón de comida insípida siendo engullida por el más infeliz hombre en la tierra, la realidad es que estás limitado solamente por tu imaginación. Información adicional e ideas pueden encontrarse en el libro "Viviendo una vida baja en carbohidratos" por Jonny Bowden (ver Referencias).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles