Comer juntos hidratos de carbono y proteínas

Escrito por berit brogaard | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Comer juntos hidratos de carbono y proteínas
Las comidas regulares que contienen proteínas, grasas e hidratos de carbono pueden no ser las más saludables para tu cuerpo. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Normalmente consumes hidratos de carbono y proteínas juntos en tus comidas regulares. Si comes grandes cantidades de hidratos de carbono, puedes causar una chispa en los niveles de azúcar en la sangre y almacenar el exceso de carbohidratos en forma de glucógeno y grasa. Si estás siguiendo una dieta baja en carbohidratos, aún estás comiendo algunos hidratos de carbono y proteínas de manera conjunta, pero te estás moviendo en dirección de comer proteínas y grasas sin hidratos de carbono. Esto puede estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y hacer que tu cuerpo cambie del metabolismo de la glucosa al metabolismo de las grasas.

Otras personas están leyendo

El metabolismo carbohidrático

Una comida normal está compuesta por grasa, proteína y carbohidratos. Una vez dentro del sistema digestivo, los carbohidratos se descomponen rápidamente en glucosa y son absorbidos por el torrente sanguíneo a un ritmo rápido. El páncreas produce insulina en respuesta al pico de la glucosa. La insulina se une a los receptores de insulina en las superficies celulares. Esto provoca que las células inserten transportadores de glucosa en sus membranas celulares. Dichos transportadores absorben la glucosa de la sangre y la convierten en energía en la mitocondria si se necesita esta energía o la convierten en glucógeno para su uso posterior si la energía inmediata no es necesaria.

Comer juntos hidratos de carbono y proteínas
Metabolismo de carbohidrático. (meal image by dinostock from Fotolia.com)

El metabolismo protéico

Las proteínas de la dieta se descomponen en aminoácidos en el sistema digestivo y son absorbidos por el torrente sanguíneo. El cuerpo utiliza principalmente aminoácidos para reparar tejidos dañados y generar neurotransmisores, hormonas y enzimas. Cuando hay una falta de glucosa, o los aminoácidos son consumidos en extremo exceso, el cuerpo puede convertirlos en glucosa. El primer paso es eliminar el grupo amino del esqueleto de carbono. El esqueleto de carbono puede entonces convertir a la glucosa a través de un proceso conocido como gluconeogénesis. Una vez que los aminoácidos se convierten en glucosa, las células del cuerpo pueden usar esta glucosa como energía.

Comer juntos hidratos de carbono y proteínas
El metabolismo protéico. (Glucose Drip image by worlock1 from Fotolia.com)

Comer proteínas y carbohidratos juntos

Aunque las comidas regulares tienen grasas, carbohidratos y proteínas, los alimentos balanceados de este tipo no son necesariamente mejores para tu cuerpo. Si comes grandes cantidades de proteínas e hidratos de carbono, envías un aumento de la glucosa al torrente sanguíneo. El páncreas necesita producir grandes cantidades de insulina para acomodar este tipo de sobrecarga de glucosa. Si este patrón de alimentación continúa a través del tiempo, la glucosa puede formar placa en los vasos sanguíneos y los receptores de la insulina se pueden volver resistentes a esta. Esta última, es la etapa que precede a la diabetes tipo 2.

Comer juntos hidratos de carbono y proteínas
Comer proteínas y carbohidratos juntos. (Drugs or healthy food, medicines or natural food image by Tudor Stanica from Fotolia.com)

Evitar los efectos

Las dietas bajas en carbohidratos los restringen a cantidades que varían entre 20 y 100 gr diarios. Esta restricción de hidratos de carbono es una manera de evitar sobrecargas en la glucosa y la insulina. Otra forma es restringir la ingesta de nutrientes reduciendo el tamaño y las calorías de las porciones. Una tercera forma es sustituir los carbohidratos buenos por los que se convierten rápidamente en glucosa. Los alimentos con carbohidratos con un índice glucémico alto, como el pan integral y la pasta, el arroz, las legumbres y las verduras, son mejores para el azúcar en sangre que los alimentos ricos en carbohidratos con un índice glucémico bajo, tales como dulces, pan blanco, pasta blanca y arroz blanco. Debido a que los carbohidratos con un índice glucémico alto se descomponen a un ritmo más lento, consumir mayormente este tipo de carbohidratos puede prevenir sobrecargas en los niveles de azúcar en la sangre.

Comer juntos hidratos de carbono y proteínas
Evitar los efectos. (Pasta image by Yvonne Bogdanski from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles