DESCUBRIR
×

Cómo comer el queso de cerdo

Actualizado 17 abril, 2017

Si bien ostenta el nombre de queso, el queso de cerdo no lo es tal, sino que es un embutido. Se hace con la carne de la cabeza del cerdo que se suspende en la gelatina natural que se produce al cocinar los huesos y el tejido conectivo del animal. El queso de cerdo verdadero no debe hacerse con los cortes de primera calidad, que que estos no son ricos en colágeno y tejido conectivo como la cabeza, la piel y los codillos necesarios para formar la gelatina. Completamente cocido y conservado, el queso de cerdo es un producto que se puede combinar con otros alimentos, pero no requiere ningún tipo de preparación para ser consumido.

Instrucciones

El queso de cerdo es un tipo de embutido. (Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)
  1. Retira el queso de cerdo del refrigerador. La carne que contiene ya está cocida y conservada, pero puede volverse rancia. Para aumentar su vida útil, mantenlo refrigerado.

  2. Corta el queso de cerdo en rodajas finas, como lo harías con una carne fría, o en trozos más gruesos para formar cubos.

  3. Coloca las rodajas de queso de cerdo sobre pan y condiméntalo con mostaza y sauerkraut para hacer un sándwich. Agrega diferentes elementos que se adapten a tus gustos.

  4. Mezcla cubos de queso de cerdo con una vinagreta y hortalizas frescas para hacer una ensalada. O mezcla los cubos sólo con cebolla y vinagreta para hacer una ensalada alemana tradicional.

  5. Sirve los cubos y las fetas sobre una bandeja como parte de una variedad de fiambres.

  6. Prueba y combina el queso de cerdo con tus guarniciones predilectas para crear tus propias recetas.