¿Pueden comer rábanos las embarazadas?

Escrito por sara ipatenco | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Pueden comer rábanos las embarazadas?
Los rábanos son verduras densas en nutrientes y bajas en calorías. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Hay muchos alimentos que necesitas evitar mientras estás embarazada, incluyendo algunos que no hayas ni oído anteriormente. Los rábanos son nutritivos y proporcionan nutrientes muy saludables que necesitas durante el embarazo, pero las verduras también pueden plantear un peligro si se comen o preparan de la forma incorrecta. Conocer los peligros asociados a los rábanos te ayudará a determinar si estas verduras tienen lugar en tu dieta de embarazada.

Otras personas están leyendo

Nutrientes

Una ración de rábanos te proporcionará las vitaminas y minerales que tú y tu bebé necesitará para su desarrollo. Obtendrás una dosis pequeña de calcio que ayudará a mantener el desarrollo de los huesos del bebé, dientes y músculos. También te proporciona ácido fólico que reduce la posibilidad de tener un bebé que sufra ciertos defectos de nacimiento. Los rábanos proporcionan potasio, vitamina C e hierro.

Peligros

El peligro asociado a comer rábanos es que las verduras crudas pueden estar contaminadas con bacterias que producen enfermedades serias. La universidad del estado de Colorado indica que tu sistema inmune se suprime durante el embarazo, el cuál aumenta tu riesgo de desarrollar una infección bacteriana o de parásitos. La toxoplasmosis se transmite a través del suelo contaminado o con alimentos que han crecido en tierra contaminada. También puedes infectarte con salmonela o E.coli por comer verduras contaminadas, como los rábanos, que no han sido lavadas. Las hojas de rábano también plantean riesgos similares.

Cómo prepararlos

Si eliges incluir los rábanos en tu dieta de embarazada, lávalos con jabón templado y agua antes de comerlos. Restriega cualquier resto visible de la superficie del rábano y enjuágalos bien antes de cortarlos. El calor matará las bacterias o parásitos que puedan enfermarte, por lo que saltear tus rábanos te puede ayudar a reducir los riesgos. Lava y cocina las hojas de rábanos también, ya que pueden albergar gérmenes causantes de esta enfermedad.

Consejos

Si decides que los rábanos tienen cabida en tu dieta de embarazada, hay muchas formas de sacar ventaja de los nutrientes que aportan. Corta los rábanos bien lavados en una ensalada verde o úsalos en una sopa de verduras. Los rábanos cortados por la mitad se pueden preparar con un aderezo para ensalada bajo en calorías como un aperitivo saludable. Los rábanos salteados o los rábanos verdes pueden ser un acompañante muy saludable o se pueden añadir a una salsa de pasta o estofado. Triturar unos pocos rábanos en una ensalada de col es otra forma de obtener los nutrientes que aportan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles