DESCUBRIR
×

Cómo comer salmón ahumado frío

Actualizado 17 abril, 2017

De acuerdo a Gourmet Food Store, el ahumado en frío es un prolongado proceso de curado del salmón también conocido como curado en seco o húmedo. “Puedes haber oído que comer pescado crudo, como el salmón ahumado en frío, puede ser peligroso ”. Según la Administración de alimentos y drogas de los Estados Unidos, “el pescado crudo o las comidas preparadas con este mismo, tienen más probabilidades de contener parásitos o bacterias que aquellas comidas preparadas y provenientes del pescado cocinado ”. Especialmente, si tu no estás seguro que ha sido preparado adecuadamente. Pero si tu salmón viene de un distribuidor de confianza, entonces puedes disfrutar de un modo seguro de este alimento en una variedad de maneras. El salmón ahumado lo puedes encontrar en muchas recetas, pero la más tradicional y fácil de preparar es la clásica combinación con una rosca de pan, una cebolla roja y un poco de limón o lima.

Instrucciones

Jeff J Mitchell/Getty Images News/Getty Images

    Instrucciones

  1. Lee en el paquete del salmón y verifica que provenga de una fuente confiable. Si el salmón es envasado al vacío y procede de una compañía de distribución de gran tamaño que tu reconoces, es una buena señal de que es seguro. Además, los distribuidores de salmón de mayor reputación notificarán en la etiqueta del envase acerca de su proceso de ahumado en frío.

    Noel Hendrickson/Digital Vision/Getty Images
  2. Retira el salmón del paquete, y observa el color de la carne. Si la carne tiene un aspecto de color rosa y huele ahumado, es una buena señal. Pero si luce de color blancuzco o amarillo y huele a acre, aléjate. Dependiendo del tipo de corte de pescado que tengas, se podrán ver líneas blancas y gruesas o delgadas a través del mismo. Estas líneas pueden mostrarte cuan grasoso e inocuo es el corte.

    Jupiterimages/Comstock/Getty Images
  3. Corta el pescado en trozos largos y delgados. Algunos salmones ahumados en frío vienen en filetes muy finos y otros se presentan con más grosor. Si tienes la última variedad, coloca el cuchillo de un lado, y corta el salmón de derecha a izquierda a través del centro de la carne, como cortando una rosca de pan por la mitad. Ahora tu salmón es seguro y está listo para comer. Si lo deseas, puedes comerlo inmediatamente que lo retiras del paquete. Pero si quieres probar el método tradicional para servir el salmón, ve al paso cuatro.

    Creatas/Creatas/Getty Images
  4. Corta una rosca fresca por la mitad. Utiliza una rosca de pan al estilo neoyorquino, ya que esta es más sabrosa y se cuece antes de hornear. No tuestes la rosca. Sólo tienes que cortarla por la mitad longitudinalmente y extender una capa de queso crema de alrededor de un centímetro de grosor, sobre cada mitad de la rosca.

    Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images
  5. Coloca los filetes de salmón ahumado en frío sobre el queso crema y en cada mitad de la rosca. La cantidad del salmón que utilices es a tu elección, pero la mayoría de la gente prefiere una capa relativamente delgada.

    ITStock Free/Polka Dot/Getty Images
  6. Corta una cebolla morada en rodajas finas y circulares. Coloca unas pocas rodajas sobre la parte superior del salmón y en cada mitad de la rosca. Para condimentar, sobre la parte superior del pescado puedes rociar unas gotas de jugo de lima o de limón.

    Visage/Stockbyte/Getty Images
  7. Recuerda siempre volver a sellar el salmón en un recipiente hermético y guárdalo en el refrigerador o el congelador para su almacenamiento.

    Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Consejos

  • Esta receta también puedes acompañarla con alcaparras.

Necesitarás

  • Un paquete de salmón ahumado en frío
  • Una rosca de pan al estilo neoyorquino
  • Una cebolla morada
  • Un cuchillo
  • Una lima o un limón ( opcional )