Cómo comer por una semana con poco dinero

Escrito por ehow contributor | Traducido por maria del rocio canales
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comer por una semana con poco dinero
La pasta es un alimento sin carne bueno para la familia. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Si el dinero es extremadamente escaso y tienes niños que alimentar, no te desanimes. Puedes alimentar a tu familia por una semana con mucho menos dinero de lo que podrías pensar. Planea antes de comprar y haz elecciones sabias en cuanto a la nutrición. Aquí hay un ejemplo de plan semanal básico. Estas sugerencias pueden no ser tu primera opción, pero funcionan cuando los tiempos son difíciles. Tu ya tienes algunos de los ingredientes. Si no, busca el mejor precio o un cupón para ayudarte a mantener los costos bajos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Planea los desayunos de una semana. Pon una docena de huevos en tu lista de comestibles; son económicos y con muchas proteínas. Los huevos también pueden ser usados para la cena, así que añádelos a tu carrito. Si tienes una familia numerosa, compra dos docenas. También añade una hogaza o dos del pan más económico que puedas encontrar, de trigo entero si es posible. Añade jalea de marca genérica a tu lista de compras si ya no tienes en casa. El pan con jalea puede ser consumido en el almuerzo y el desayuno.

    Compra el empaque con la marca del supermercado más grande de avena. Dale sabor con cosas que ya tengas como azúcar, vainilla, melaza y azúcar morena, todas saben bien. La avena es muy nutritiva y súper barata. También compra cereal de la marca del supermercado para preparar en frío. Elige algo que a los niños les guste.

    Ahora ya tienes tres cosas que puedes servir en el desayuno: avena, cereal frío, huevos y pan tostado. La avena probablemente te durará por varias semanas, así que no necesitas comprar cada semana.

  2. 2

    Compra algunos ingredientes extra para los almuerzos de la semana. Ahora que ya tienes el pan en el carrito, añade rebanadas de queso americano de la marca de supermercado en el empaque más grande. Elige una caja grande del macarrón mas económico en el anaquel. Ahora ya puedes preparar macarrones con queso, sandwiches de queso a la parrilla, o sandwiches de crema de cacahuete y jalea para el almuerzo.

  3. 3

    Planea las cenas de la semana. Comienza con ingredientes para el espagueti. Compra un frasco de la salsa más económica y un empaque de espagueti genérico. Sírvelo con pan con mantequilla con un poco de polvo de ajo y tostado en el horno. A continuación, prepara una olla de sopa de patata. Compra una bolsa de 10 libras (5 kg) de patatas y úsalas para esta sopa y otros alimentos. Prepara la sopa con patatas, leche, cebolla y mantequilla. Sirve pan de maíz. Compra una mezcla para pan de maíz que puedas preparar con agua.

    Los palitos de pescado y las frituras usualmente son muy populares con los niños. Prepara pollo salteado con tiras de pollo, vegetales congelados y salsa de soya. Sirve con arroz al minuto. Una bolsa de tiras de pollo congeladas te debe durar por al menos dos alimentos.

    Combina brócoli, queso y arroz en una sopa. Compra el brócoli congelado. Ya tienes el arroz y el queso. Saca nuevamente tus tiras de pollo y sírvelas con patatas al horno y maíz preparado que hayas comprado congelado.

    Todo mundo adora la pizza. Necesitaras un frasco de salsa para pizzas, queso mozzarella y un paquete de peperoni. Compra la masa para el pan preparada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles