Salud

Cómo comer si tienes cirrosis

Escrito por allison boelcke

La cirrosis es una enfermedad que destruye el hígado con el tiempo y es a menudo el resultado del abuso del alcohol o la hepatitis C, según el Centro Nacional de Información de Enfermedades del Aparato Digestivo de Estados Unidos. Una dieta saludable es esencial para controlar los síntomas de la cirrosis. La enfermedad puede causar que el hígado no tome apropiadamente todos los nutrientes de los alimentos y no deseche las toxinas de los alimentos cocinados inapropiadamente, lo cual puede causar infecciones. Afortunadamente, haciendo algunos cambios en la dieta puedes ayudar a reducir los efectos de la cirrosis, según el Centro Médico Universitario de Maryland.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Proteína magra
  • Productos de soja
  • Jugo de cítricos
  • Pimienta negra
  • Granos enteros
  • Frutas
  • Vegetales

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ingiere una porción de proteína magra aproximadamente dos o tres veces por día; esto puede ayudar a fortalecer tu masa muscular, según el Centro Nacional de Información de Enfermedades del Aparato Digestivo. Selecciona una variedad de opciones de proteína magra como pechuga de pollo deshuesada, pescado o productos de soja para asegurarte de obtener la cantidad correcta de proteínas.

  2. 2

    Come los alimentos sin procesar. Los alimentos procesados como la comida rápida o en conserva o los productos congelados tienen una elevada cantidad de sodio que hace que retengas más líquido en tu abdomen, según el Centro Médico Universitario de Maryland.

  3. 3

    Saboriza tus comidas con hierbas frescas, jugo de cítricos o pimienta negra en lugar de utilizar sal. Estos ingredientes agregarán sabor a tus platos insulsos y sin sal.

  4. 4

    Consume granos enteros en lugar de alimentos con almidón blanco como la pasta blanca, el pan o la papas. La cirrosis produce que tu hígado retenga menos nutrientes; por lo tanto, haz que los granos sean nutritivos para aumentar la probabilidad de que el hígado absorba un porcentaje más alto.

  5. 5

    Incluye una o dos porciones de frutas frescas y vegetales en cada comida. Los alimentos frescos tienen un menor contenido de sodio en comparación con las conservas o congelados, según el Centro Nacional de Información de Enfermedades del Aparato Digestivo. Los alimentos crudos o cocidos rápidamente previenen la sobrecocción, lo cual resulta en una pérdida de nutrientes.

Consejos y advertencias

  • Reduce la cantidad de tus comidas y distribúyelas a lo largo del día. Por ejemplo, come cinco comidas pequeñas en vez de tres grandes para facilitar la digestión, según el Centro Médico Pacífico California.
  • No tomes vitaminas o suplementos nutricionales sin hablarlo con tu doctor porque tu hígado puede que no esté preparado para metabolizarlos apropiadamente, lo cual agravaría tus síntomas.
  • Nunca comas mariscos crudos o poco cocidos cuando tienes cirrosis. Las bacterias de los mariscos pueden causar una infección en tu hígado que tu organismo puede tardar semanas en controlar.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media