Vida

Como hacer comida casera para los perros con alergias

Escrito por regina paul | Traducido por ehow contributor
Como hacer comida casera para los perros con alergias

http://www.flickr.com/photos/akbuthod/447671171/

¿Se rasca mucho tu perro? ¿Tiene manchas calientes en carne viva? Puede ser que siempre tenga una nariz chorreando o que esté continuamente tocándose las orejas o mordiéndose las patas. Todos los anteriores son signos de que tu perro tiene alergias, que muy probablemente sean causadas por la comida que le compraste y con la que lo estás alimentando. Cuando entiendas lo que se pone dentro de las comidas de perros comerciales, te darás cuenta de por qué hay tantos perros con alergias. Primero están los aditivos y los conservantes; segundo están los perros eutanizados que se usan en algunas marcas comerciales. Sí, algunos fabricantes hacen esto, y si tu perro come esta comida lo puede hacer sentir enfermo, ¡dejando de lado las alergias! El hecho de que en el 2007 y 2008 se retiraron las comidas de perros del mercado, sólo refuerza la idea de que hacer la comida para tu perro es una buena idea.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Elige el tipo de carne que le vas a dar de comer a tu perro. Le puedes dar carne de vaca, pavo, pollo, cerdo, pescado o venado.

  2. 2

    Elige las verduras que le quieres poner en la comida. Tus opciones son tomates, zanahorias, arvejas, maíz y frijoles verdes. En realidad, los frijoles verdes, que los llena mucho, son muy buenos en caso de que quieras que tu perro pierda peso, porque si come demasiados no representan un problema.

  3. 3

    Elige un almidón para agregar a su comida. Tus opciones aquí son harina de avena, pasta integral, arroz integral y patatas.

  4. 4

    Elige una de las carnes mencionadas, una o dos verduras y un almidón. Tu perro necesita por lo menos uno de estos productos en cada una de sus comidas para mantenerse sano.

  5. 5

    Quita de la carne todos los huesos antes de cocinarla. Contrariamente a lo que popularmente se cree, los huesos cocidos no son buenos para los perros porque se pueden astillar en su boca o su garganta.

  6. 6

    Corta la carne. Toma en cuenta el tamaño de tu perro cuando lo estés haciendo, tal como lo haces cuando la cortas para un niño. Un perro grande puede manejar una pieza de alrededor de 1 pulgada, pero los más pequeños necesitarán piezas más chicas.

  7. 7

    Agrega agua suficiente, caldo natural de pollo o carne para cubrir el fondo de una olla. Sigue agregando el líquido que seleccionaste a medida que se cocina la carne para mantenerla húmeda. Cocina la carne totalmente, porque si come la carne cruda o más o menos cocida, existe la posibilidad de que te envenene con salmonela a ti o a tu familia, cuando te lama las manos o la cara.

  8. 8

    Hierve la verdura que has elegido en agua hasta que esté tierna. Puedes también cocinarla a vapor siempre y cuando esté tierna al momento de dársela. Los perros no pueden digerir las verduras crudas, así que deben estar completamente cocidas para que obtengan de ellas los nutrientes que necesitan.

  9. 9

    Cocina el almidón. Si has elegido arroz integral, pasta integral o avena, es el momento de prepararlo. Los perros también pueden comer arroz y pastas blancas, pero es mejor darles las integrales por las mismas razones que son mejores para la gente.

  10. 10

    Mezcla los tres grupos de comida una vez que estén cocidos. Estás casi listo para darle de comer a tu perro, sólo asegúrate de darle una porción apropiada basada en la cantidad que te ha recomendado el veterinario para su tamaño. Asegúrate también de que la comida esté tibia antes de darle de comer.

Consejos y advertencias

  • Los perros tienen un sistema digestivo muy delicado y realmente es una mala idea sacarlo de repente de su dieta de comida comprada. Por ello, mezcla la comida comprada con la casera y gradualmente empieza a reducir la cantidad de la comprada en la mezcla. Agrégale cáscara de huevo molida a la comida para darle calcio. Varía la comida que le das para que no se aburra. La gente que come la misma cosa todos los días se aburre, lo mismo pasa con tu perro. La variedad también es buena porque te aseguras de que está recibiendo una dieta sana. Cuando debas recalentar la comida, hazlo hasta que sólo esté tibia.
  • No le des a tu perro aguacate, chocolate, cebolla, uvas y pasas de uva, hongos, ácido cítrico o comidas que tengan alguno de los ingredientes mencionados, ni tampoco le des cafeína o comidas y bebidas que la tengan. Ninguno de estos ingredientes es bueno para los canes y en algunos casos pueden ser fatales. El ajo crudo o pasado puede ser tóxico para los perros, así que si estás pensando en agregar ajo para darle sabor a su comida o como un repelente natural para las pulgas, pregúntale al veterinario. Habla con tu veterinario antes de darle la carne de los órganos porque demasiado hígado puede que no sea bueno para él. Obsérvalo, aun cuando hayas terminado de reemplazar la comida comprada, porque puede ser que tu perro sea alérgico también a otras cosas además de los conservantes y aditivos de las comidas comerciales, como por ejemplo las verduras. Si todavía tiene signos de alergia, deberías llevarlo al veterinario. No dejes que coma la comida casera muy caliente, déjala enfriar hasta que esté menos que tibia antes de dársela, porque sino se puede quemar la boca, la lengua y la garganta. Solamente guarda los restos por tres días; luego de pasado ese lapso, tírala. Si no lo haces y lo alimentas con ella, corres el riesgo de que sufra un envenenamiento.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media