Cómo usar la comida para limpiar un hígado

Escrito por contributing writer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Cuando estás hinchado, agotado y de malhumor o te agarra una migraña, quizás el hígado no sea tu primera consideración. Esto también se aplicar en los casos de una suba de peso inexplicada. El hígado es el órgano glandular más grande y que más trabaja. Desintoxica a la sangre y tiene cientos de funciones vitales. Pero lo más importante es que el hígado remueve los residuos de drogas farmaceúticas, cosméticos, contaminantes ambientales inevitable y excesos de hormonas de los productos químicos que se ingieren o inhalan. En el mundo de hoy, los procesos naturales del cuerpo no pueden limpiar todas las toxinas que están almacenadas en las células grasas. Un hígado tóxico y sangre polucionada pueden resultar en una constelación de enfermedades físicas y mentales como el cáncer, enfermedades del corazón y diabetes. El ocupado hígado descansa en el lado derecho de la cavidad abdominal, debajo del diafragma, y produce sustancias que rompen las grasas y filtran los compuestos dañinos en la sangre, como el alcohol. El proceso evita que el veneno se acumule en el torrente sanguíneo, que está almacenado en las células grasas de todo el cuerpo, y que son a su vez las que hacen que aumentes de peso. Las investigaciones indican que los tóxicos que el cuerpo acumula son aproximadamente entre 7 y 8 libras. El hígado se puede sentir sobrepasado y pedir asistencia nutricional a una variedad de alimentos y especias que lo nutren, lo refrescan y lo limpian. Estos métodos han sido usados desde los tiempos antiguos para apoyar su eficiente función.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cúrcuma
  • Raíz de jengibre
  • Jugo de limón fresco
  • Miel
  • Agua
  • Recetas para ayunos
  • Productos orgánicos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    La cúrcuma es lo que hace que la mostaza, el queso chedar y el curry sean amarillos. La comemos casi todos los días, sin embargo, no por razones de salud. Conocida también como "curcumin", es útil para tratar y limpiar al hígado, aliviando sus lesiones y vigorizando la producción de la bilis. Ayuda a rejuvenecer las células que rompen las toxinas. Esta hierba amarga tiene un gusto suave y terroso. La puedes agregar a los granos enteros cuando los estás cocinando, a la salsa marinera, a las sopas, los guisos, los fritos o a cualquier otra comida que quieras. Los fibrosos porotos negros cubanos con arroz amarillo son un buen ejemplo.

  2. 2

    Haz té. Hierve agua y viértela en una taza que tenga 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo, 1 cucharadita de miel sin procesar y 1 cucharadita de raíz de jengibre molida y fresca. Deja descansar por 10 minutos, saca el jengibre y bébelo. No solamente va a ser el té gustoso, sino que el jengibre te dará calor para los días fríos y húmedos.

  3. 3

    Incorpora un ayuno de jugos. Cuando se lo hace por días o semanas, el ayuno puede estimular la remoción de las toxinas internas. Hay muchas formas de ayuno. Siempre investiga y entonces consulta con un médico antes de ayunar.

  4. 4

    Ingiere regularmente una cantidad variada de verduras orgánicas crudas, de 8 a 10 porciones diarias. Los mejores ejemplos son brócoli, col rizada, coliflor, espinaca y repollo. La fruta tiene igual importancia porque contiene poderosos antioxidantes que buscan a los radicales libres que causan la oxidación y la irritación. Los productos que crecen localmente contienen una mayor cantidad de vitaminas y antioxidantes y apoyan a la economía local.

Consejos y advertencias

  • Un hígado contaminado y fatigado va a llamar la atención con síntomas físicos que incluyen irritación de la piel, una vista pobre, ciclos menstruales irregulares, menos estamina, inflamación de los vasos sanguíneos, hinchazón, problemas digestivos varios, dificultad para respirar, pérdida de memoria y dolores en las articulaciones.
  • El cabello apagado o que se cae, piel seca, uñas quebradizas que se rompen fácilmente o que tienen síntomas como de alergias, podrían también ser signos de un hígado tóxico.
  • Ingiere mucha cantidad de porotos fibrosos.
  • Cuando ayunes asegúrate de tomar mucha agua a temperatura ambiente y filtrada para expulsar las toxinas de tu sistema.
  • Evita el azúcar, la harina, los cereales, la mayonesa, mucha ingestión de sal, la comida chatarra, MSG (Glutamato monosódico), los cigarrillos y la miel cocida.
  • Si estás tomando un anticoagulante, Coumadin / Warfarin, ten cuidado con la cúrcuma y el jengibre porque licúan la sangre y pueden afectar significativamente los resultados del INR (Prueba Pro-Time)
  • Trata de evitar la cúrcuma comercial comprada en las tiendas y el polvo de jengibre. Generalmente, a las hierbas secas comerciales en polvo se las somete a una radiación que puede afectar negativamente su eficacia. Las orgánicas son mejores.
  • Usa la cúrcuma con cuidado si tienes un problema cardíaco congestivo.
  • Si usas la cúrcuma por largos períodos puedes tener descomposturas de estómago. Chequea con tu proovedor de salud.
  • Más no es mejor.
  • La cúrcuma tiene la fama de dejar manchas en la ropa.
  • Cuando uses miel sin procesar, no la hiervas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles