Salud

Comidas y bebidas altas en hierro para los niños pequeños

Escrito por melissa wilson | Traducido por maria gloria garcia menendez
Comidas y bebidas altas en hierro para los niños pequeños

Es importante para los niños pequeños conseguir suficiente hierro en sus dietas.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Según kidshealth.org, "los niños pequeños deben consumir siete miligramos de hierro cada día", aunque muchos niños no reciben lo suficiente. Cuando los niños alcanzan la infancia, la mayoría ya no consumen una fórmula enriquecida con hierro o cereales de bebé. Esto puede hacer que corran más riesgo de tener anemia, que puede afectar al crecimiento del niño. Hacer simplemente unos pocos cambios en la dieta del niño pueden mejorar la absorción y el consumo de hierro.

Carnes ricas en hierro

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Algunas fuentes excelentes de hierro provienen de la carne o de los productos de origen animal. Para los niños pequeños, trata de servir la carne cocida, carne de cerdo, pavo o pollo. Para los niños mayores de dos años, se pueden introducir almejas, ostras y camarones. Las yemas de huevo también son altas en hierro y pueden mezclarse con un poco de leche para tu niño.

Verdura alta en hierro

Los vegetales ricos en hierro son la calabaza, las batatas, el brócoli, los champiñones, las espinacas, la remolacha y los tomates. Hornea, haz al vapor o sofríe cualquier verdura antes de dársela a los niños, ya que debe ser suave y fácil de masticar para evitar la asfixia. Una receta favorita del niño es hornear una batata a 350 grados Fahrenheit (176 grados Celsius) hasta que quede tierna (aproximadamente una hora), luego pela la piel y desmenuza la carne naranja de la patata. Añade un poco de mantequilla, canela y una pizca de sal. Deja que se enfríe y sírvelo a tu hijo pequeño.

Otras fuentes de comida de hierro

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los frutos secos como los higos, las ciruelas, las uvas pasas y los albaricoques tienen un alto contenido en hierro. Los cereales también pueden ser una buena fuente de hierro y la mayoría de los niños tienden a comerlos sin quejarse. Algunas de estas fuentes son: germen de trigo, harina de maíz, arroz, farina, salvado de trigo cocido, panes y cereales fortificados con hierro. Una gran manera de agregar el hierro a la dieta de un niño pequeño es tostar un gofre congelado fortificado con hierro, unta la mantequilla de cacahuete en la parte superior y luego espolvorea el germen de trigo y un toque de azúcar para terminarlo.

Suplementos de hierro

En el American Journal of Clinical Nutrition, Leif Hallberg dice que se ha sabido que el calcio interfiere con la absorción de hierro. Por esta razón, es importante ser consciente de la ingesta de leche y productos lácteos de tu niño, ya que los altos niveles de calcio contenidos en estos alimentos pueden limitar la cantidad de hierro que es absorbido por el cuerpo de tu hijo. Una gran manera de hidratar y repartir es ofreciendo una bebida enriquecida con vitamina que proporcione una nutrición completa específicamente para niños. Otra opción es darle a tu hijo una vitamina diaria pero como con cualquier medicamento, debes hablar con tu médico.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media