Qué comidas empacar para un viaje de cuatro días

Escrito por heather jean stoskopf | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué comidas empacar para un viaje de cuatro días
Empaca alimentos que no se arruinen en un viaje de cuatro días. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

Empacar para un viaje de cuatro días no tiene que ser estresante. Es importante escoger comidas que no se arruinen durante el viaje, mientras le das variedad de opciones a los vacacionistas. Estas son varias opciones para empacar para el desayuno, almuerzo, cena y bocadillos para un viaje de cuatro días.

Otras personas están leyendo

Comidas para desayuno

Hay varios tipos de comidas para desayuno que no se arruinan en un viaje de cuatro días. Los artículos como las barras de granola y las de cereal pueden comerse en cualquier momento. Si puedes llevar un pequeño congelador coloca leche y hielo dentro. El hielo puede mantener todo frío por lo menos por un día. Puedes comprar en el supermercado empaques individuales de cereal con tazón desechable para un desayuno rápido y nutritivo. Si un viajero prefiere más proteína en la mañana, empaca unos molletes ingleses con mantequilla de maní. Los bagels tampoco se arruinan durante un viaje largo. Cúbrelos con mantequilla de maní o queso crema y mantenlos en el congelador. Otros artículos de desayuno que no se arruinan en un viaje son las manzanas, naranjas y pasas. Los supermercados también venden ciertos jugos que no requieren refrigeración.

Comidas para almuerzo

Hay varios tipos de comidas para el almuerzo que puedes empacar para un viaje de cuatro días. Si vas a llevar un congelador pequeño con hielo al viaje, puedes empacar sándwiches de carne para el primer y segundo día dependiendo en cuanto tiempo se mantenga el hielo completo antes de derretirse. Haz varios sándwiches de pavo, jamón, carne y queso y boloñesa la noche anterior al viaje y envuelve cada sándwich herméticamente con plástico. Coloca todos los sándwiches en una bolsa resellable plástica gruesa para asegurar que no se mojen con el hielo derretido. Haz panes de mantequilla de maní para comer durante el resto del viaje después de que el hielo del congelador se derrita. Empaca agua y limonada instantánea para mezclar para tener una bebida refrescante para la hora del almuerzo. Los acompañantes para el almuerzo pueden ser patatas fritas, frutas como manzanas y uvas y una galleta para el postre.

Comidas para cena

La cena para un viaje de cuatro días es una oportunidad de relajarte y recargar energía para el siguiente día. Empaca artículos en tu congelador lleno de hielo que puedan mantenerse fríos el primer día y quizás el segundo. Haz una gran cantidad de ensalada de pasta y pollo y colócala en un contenedor plástico para mantener el agua del hielo derretido fuera de la ensalada. Asegúrate de empacar platos y utensilios donde puedas servir tu ensalada de pasta. También empaca contenedores plásticos con queso y salami para la cena. Cuando el hielo en el congelador se derrita come pizzas hechas a mano. Para crearlas abre un frasco de salsa para pizza que no necesite refrigerarse y espárcela en un mollete inglés. Luego cubre el mollete con queso de lata. Por último cubre la pizza con pepperoni, el cual tampoco necesita refrigerarse. Revisa la etiqueta de la salsa para pizza ya que algunos frascos de salsa requieren refrigeración después de abrirlos. Si ese no es el caso, empaca unos cuantos frascos de salsa para crear pizzas en más de una ocasión.

Bocadillos

Una manera de volver a energizarte entre comidas en un viaje largo es con un bocadillo. Hay varios bocadillos que pueden empacarse para un viaje de cuatro días que no requieren refrigeración. Las almendras son una opción saludable ya que 1 onza (28 gramos), que son cerca de 23 almendras, proveen 14 por ciento de la dosis recomendada de fibra y 6 gramos de proteína. La fruta seca como las pasas y las hojuelas de banana son dulces y pueden ayudarte a satisfacer un estómago hambriento hasta la siguiente comida. También hay varios tipos de galletas para empacar para el viaje. Algunas son con sabor a queso o de trigo mientras que otras crean sándwiches con queso y mantequilla de maní. Haz unas cuantas bolsas de palomitas de maíz y pásalas a bolsas plásticas resellables para mantener su frescura. Los bocadillos dulces como los vasitos de pudín de chocolate, galletas y barras miniatura de dulces también son importantes para un viaje de cuatro días. Asegúrate de incluir mucha agua. Empaca galones grandes de agua y botellas plásticas o de aluminio para volver a llenarlas para disminuir el desperdicio de botellas plásticas. Empaca una bebida gaseosa en el congelador para disfrutarla los primeros días del viaje hasta que el hielo se derrita.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles