DESCUBRIR
×

Cómo enseñar a los niños a resumir

Actualizado 24 marzo, 2017
Comstock/Comstock/Getty Images

Resumir, identificando los puntos principales de una historia o un ensayo, es una habilidad que los niños necesitan aprender en la escuela elemental. Según Anne Joseph de la Universidad de Auburn, es una habilidad esencial para ser buenos lectores; para ser capaz de resumir, los estudiantes deben eliminar la información irrelevante o repetida y recordar los puntos sobresalientes. Comienza a enseñarles a los niños a resumir dándoles la definición de lo que eso significa. Como con cualquier habilidad, aprender a resumir requiere práctica.

Dales un ejemplo oral del resumen de una historia que ya conozcan como la Bella Durmiente, el Conejo Peter o Hansel y Gretel, sin decirles el título. Pregúntales qué historia es y, cuando te respondan, explícales que en vez de leer diez páginas del libro, lo resumiste para ellos.

Divide a los estudiantes en parejas y pídeles que se cuenten historias entre ellos para que adivinen cuál es. Camina por todo el salón y escucha cómo cuentan las historias para asegurarte de que no se detengan en un solo detalle.

Ejemplifica el resumen. Comienza tus lecciones con "Hoy aprenderemos sobre Marte pero, antes, quiero resumir lo que aprendimos ayer sobre Plutón". Involucra a los estudiantes y pídeles que resuman la lección del día anterior.

Enséñales a los niños acerca de las oraciones principales y cómo encontrarlas. Escribe un texto, de un solo párrafo, en el pizarrón y dales una copia, pídeles que leen el texto y que escojan la oración más importante. Práctica este ejercicio con varios temas hasta que lo dominen.

Busca los detalles de apoyo. Pídeles a los estudiantes que identifiquen las ideas que fundamentan el planteamiento principal y cuáles pueden ser eliminadas porque están repetidas o son irrelevantes para la esencia del artículo.

Dales ejercicios de resumen. Esto puede hacerse tanto en el salón de clases como en casa. Adopta la doctrina "La práctica hace al maestro".

Incorpora ejercicios de resumir en todas las materias. En vez de considerar el resumen como una actividad de inglés o de estudios sociales, utilízalo para ciencias, matemáticas y educación física. Dale a los estudiantes una tarea oral para que la resuman para ti.

Evalúa a los niños sobre cuán bien pueden resumir. Dales una tarea formal que califiques para saber si les enseñaste a resumir correctamente.

Consejos

Si los resultados del examen no son satisfactorios, continua trabajando en todas las materias hasta que sean competentes.