DESCUBRIR
×

Cómo enseñarle a niños que les cuesta leer y escribir

Actualizado 21 julio, 2017
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Una de las peores pesadillas de los padres son las luchas educacionales de los hijos. Tener dificultades en la escuela puede ser desalentador y extremadamente difícil, tanto para ellos como para el estudiante. La búsqueda de soluciones es fundamental y puede ser muy gratificante

Un niño que lucha para leer o escribir, primero debe recibir el nivel adecuado de trabajo. No existe razón alguna para forzar niveles que son demasiado altos para el niño. Esto resultará en frustración y hará las cosas más difíciles, y generalmente logrará que el niño se de por vencido. Se honesto acerca de donde debería estar y no lo compares con otros de su edad o esperes que viva de acuerdo a tus expectativas. Críalos desafiándolos con el nivel adecuado de trabajo.

Contáctate con la maestra y conviértete en el defensor de tu hijo. Pregunta acerca del equipo de intervención de la escuela y fíjate si estos servicios pueden ser útiles para el niño. Éstas tienen programas designados para ayudar a los niños con problemas. Utilízalos e ignora los estereotipos sociales: el hecho es que mucha gente que luego es exitosa necesita una mano extra o dos en la escuela. Además, la mayoría de los programas de intervención, son ajustes dentro de la clase y no requieren que el niño sea removido en ningún momento.

En vez de constantemente meterle un libro nuevo al niño, déjalos releer uno que ya hayan trabajado. Esto es un gran estímulo y puede ayudar a forjar una mentalidad exitosa.

Busca el modo didáctico más fuerte para el niño. Esto significa descubrir cómo aprende mejor: de manera táctil, visual o auditiva. La mayoría lo hace utilizando diferentes métodos, pero unos son más eficaces que los otros. Descubre las fortalezas del niño y trabaja con ellas.

Practica, practica, practica. Aprender es como cualquier otra cosa, cuanto más se hace mejor sale. Haz que ésta sea divertida jugando un juego, como por ejemplo marcar ciertas palabras en carteleras o señales. Esto también puede realizarse en un almacén con cajas de cereal o artículos.

Consejos

No olvides leer libros. Estos son una de las mejores herramientas educacionales que tenemos.