DESCUBRIR
×

Cómo enseñarle inglés a un principiante

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Enseñar el idioma inglés a un principiante es una tarea desafiante, pero que es divertida y otorga grandes recompensas. Estarás enseñándola con un sentido "de mundo real"; y las personas a las cuales les transmites tus conocimientos podrán utilizar de inmediato sus habilidades para adaptarse, encontrar empleo y comunicarse con otros hablantes. Existen métodos prácticos y divertidos para ayudarte en la enseñanza del inglés como segunda lengua.

Instrucciones

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Encuentra algún curso o video ESL que se adecúe a lo que intentas enseñar. Muchos esquemas de estos están disponibles de forma gratuita en la Web. Busca uno que no sólo enseñe frases básicas en inglés, sino también gramática intermedia y avanzada (Ver Recursos).

Jupiterimages, Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Llega a conocer a tus alumnos como personas, y no como simples aprendices. Permite utilizar las primeras lecciones para enseñar formas de presentarse, y permite que los estudiantes interactúen libremente tanto contigo como con los demás. Pídeles que hablen acerca de sus familias y enséñales las frases en inglés que correspondan. Los estudiantes se sentirán más cómodos con respecto a ti y con los demás después de que les hayas mostrado como presentarse y que lo hayan podido hacer.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Enseña las lecciones en el orden establecido por el esquema del curso, pero permite la posibilidad de ir por "fuera de guión." Aquellos que aprendan inglés como segunda lengua, tendrán que saber frases y palabras que se correspondan con hechos reales. Si alguien tuviera un hijo enfermo o familiar, discute acerca de palabras y frases asociadas con los médicos, la enfermedad y el bienestar. Si un estudiante llegase tarde, aprovecha la oportunidad para no amonestarlo, sino para enseñar los métodos de transporte público y la manera de decir la hora.

Creatas Images/Creatas/Getty Images

En lugar de únicamente escribir palabras en la pizarra para que los estudiantes copien, trata de hablar a menudo. Dependiendo de su conocimiento del idioma, estos tendrán dificultades a la hora de "digerir" cognitivamente las palabras, a la vez que las escriben. Trae accesorios o haz gestos con las manos que se correspondan con la lección para revisar efectivamente los conceptos. Las diapositivas de PowerPoint son también una buena manera de unir imágenes y palabras.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Intenta tener cierto manejo del idioma nativo de tus pupilos. Conocer algunas frases y palabras básicas en la lengua a la que estén acostumbrados es una gran idea. Familiarízate con sus costumbres. Algunas culturas pueden verse ofendidas por determinados gestos. Intenta ver las cosas con la mirada de tus estudiantes lo más que puedas.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Lleva algunos refrigerios, y no tengas miedo de sacar a los estudiantes fuera del aula. Cualquier oportunidad para enseñarles inglés en la configuración del mundo real será de ayuda. Esto incluye comidas y frases sobre éstas, dar un paseo y leer los carteles de las calles o llevarlos a algún evento.

Consejos

No utilices cursos ESL, libros o videos que sean de naturaleza para niños. Si bien tus pupilos tienen un nivel principiante de inglés, aún son adultos. Realiza revisiones de forma constante; cada evento durante una clase es una oportunidad de aumentar el banco de palabras de estos. Realiza lo más a menudo posible juegos de rol, que refuerzan nuevos conceptos y palabras.

Advertencias

Los principiantes no comprenderán sutilezas o eufemismos. Habla de forma clara y concisa, y explica las situaciones ambiguas y las palabras utilizando tus capacidades al máximo.