DESCUBRIR
×

¿Cómo evitar la desigualdad de género en la sala de clases?

Comstock/Comstock/Getty Images

La formación cultural de un profesor contribuye al desarrollo de las ideas preconcebidas y las formas de pensar que orientan sus acciones en la interacción con los estudiantes. Ya sea que las ideas sean reconocidas conscientemente o que inconscientemente guíen sus acciones, el profesor estará usando estereotipos. Los estereotipos, o el tratamiento de todos los miembros de un grupo de la misma forma debido a la pertenencia a un grupo (género) es injusto y genera desigualdad en el aula. El pensar que todas las niñas destacan en las artes del lenguaje y que todos los niños tienen más potencial en matemáticas, crea expectativas injustas en la percepción del maestro de los logros de los estudiantes. Los profesores no sólo tienen la obligación de reconocer las limitaciones individuales de sus estudiantes, sino que también deben evitar que el pensamiento estereotipado construya limitaciones injustamente.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Concéntrate en las expectativas de comportamiento que tienes para todos los estudiantes. Cuestiona tus decisiones relativas a la mala conducta. ¿Son hechas dependiendo del género? Reflexiona a menudo sobre tus acciones, interacciones y reacciones en la sala de clases. Ten cuidado de proteger sin excusas el mal comportamiento de los niños o de esperar que todas las niñas deban actuar de manera adecuada en el aula.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Deja en claro desde el principio que tienes altas expectativas académicas para todos los estudiantes, en todas las materias. Además, verbalmente transmite a tus alumnos que todos los estudiantes deben esforzarse para realizar dentro del mismo nivel su mejor desempeño. Aceptar un desempeño menor de un estudiante, en base a su sexo, creará un ambiente de desigualdad y podría conducir a la insatisfacción del estudiante. Las investigaciones indican que los alumnos rinden en los niveles más altos cuando las expectativas sobre ellos son altas.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Elige a los estudiantes para que realicen tareas no calificadas que están fuera de la línea del pensamiento de género estereotipado tradicional. Asigna aleatoriamente las tareas del aula o pide voluntarios, de modo que las niñas no siempre hagan las letras para los proyectos de clase y los niños no siempre tengan que empujar el carro de nuevo a la sala de prensa. Puede haber algunas tareas físicas, una vez que los estudiantes lleguen a la edad de la secundaria, que son mayormente realizadas por hombres, debido a la necesidad que hay de aumentar la fuerza. Sin embargo, en la escuela primaria y en la escuela media, las chicas son muy capaces de mover una mesa, empujar un carro o llevar los libros a la biblioteca.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Brinda la oportunidad para el liderazgo en el aula, tanto para hombres como para mujeres. Si se eligen los oficiales de la clase, ten cuidado de ver que al menos un hombre y una mujer estén en la boleta electoral para cada oficina. Aliente a las niñas para que postulen a la presidencia y alienta a los niños para que compitan por la secretaría. Tal vez la elección de dos representantes en el aula (un hombre y una mujer) sea una buena idea. Estos dos estudiantes podrán tomar turnos representando la clase, hacer recados o participar en los comités estudiantiles de la escuela.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Trata de asignar papeles de ayudante a propósito para todos los estudiantes. Por ejemplo, asigna a los estudiantes ayudantes a los centros de aprendizaje de la sala de clases (lengua y literatura, inglés, ciencias) en el aula, de modo que no concuerden con el pensamiento estereotipado tradicional. Pide que una mujer y un hombre tomen el control de la central de aprendizaje en el aula de matemáticas e inglés respectivamente. Estas tareas pueden ser reasignadas a ambos sexos de forma periódica. Sin embargo, trabaja intencionalmente para disipar los estereotipos relacionados con el mundo académico aumentando la igualdad en el aula. Durante la clase de limpieza, trata de que todas las tareas (como quitar el polvo, barrer, limpiar la pizarra) sean realizados tanto por hombres como por mujeres.

Advertencias

Asegúrate de asignar tareas y oportunidades de liderazgo tanto para hombres como para mujeres. Crea un equilibrio. No permitas que tus esfuerzos les proporcionen a las mujeres más oportunidades de liderazgo, reduciendo significativamente las oportunidades de desarrollo de liderazgo en los varones de tu clase.