Cómo saber si estás abrigando demasiado a un recién nacido

Escrito por rachel kolar
Cómo saber si estás abrigando demasiado a un recién nacido
Los gorros y las sábanas de más pueden recalentar a un recién nacido después de sus primeros días de vida. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Cuando vistes y cambias los pañales a tu recién nacido para evitar que se enfríe, es fácil dejarse llevar. Esto puede hacer que lo abrigues demasiado, lo que es un serio problema para la salud. La American Academy of Pediatrics ha vinculado esta situación con el aumento del riesgo del síndrome de la muerte súbita en bebés. Los signos de recalentamiento en un recién nacido son fáciles de detectar.

Toca la cabeza y zona del cuello de tu bebé para revisar si están húmedos. Un cuello o cabeza húmedos indican que está sudando.

Observa el rostro de tu bebé. Si está más colorado que lo usual o tiene un sarpullido, probablemente tu bebé esté muy abrigado.

Escucha la respiración de tu hijo u observa el subir y bajar de su pecho. La respiración rápida es un síntoma de recalentamiento. Siente el pecho de tu bebé para ver si se siente caliente, que es otro signo de que está demasiado caliente.

Nota si tu recién nacido tiene una inusual dificultad para dormirse o si no ha dormido lo normal. La intranquilidad es un signo posible de recalentamiento. Sin embargo, deberás ser consciente de que también es un signo de varios otros problemas, incluyendo estar frío. No bases tu conclusión sólo en la intranquilidad. Busca el resto de los signos.

Tip

A menos que el ambiente esté frío, no cubras la cabeza de tu bebé después de los primeros días de nacimiento, particularmente durante el sueño. Los bebés pierden gran parte de su calor corporal por allí, por lo tanto, al cubrirles la cabeza atrapas gran parte del calor que hay dentro de su cuerpo.

No abrigues demasiado a tu recién nacido. Deberás vestirlo con cuanta ropa se sienta cómodo, más una capa liviana adicional, como una sábana fina.

Si optas por compartir una cama con tu bebé (una práctica que la American Academy of Pediatrics desalienta ya que puede aumentar el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante) no utilices una capa extra ya que el calor de tu cuerpo hará que tu bebé esté más cálido.

Si tu recién nacido es prematuro, habla con el pediatra sobre cómo mantenerlo cálido. Un bebé prematuro necesitará más capas que un bebé a término para mantenerse cálido y quizás tenga que tener su cabeza cubierta.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles