¿Qué es la comorbilidad?

Escrito por jennifer gigantino | Traducido por tere colín
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es la comorbilidad?
La comorbilidad es definida con frecuencia como un vínculo causal entre trastornos. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

La palabra "comórbido" se utiliza para describir enfermedades o trastornos secundarios o terciarios que existen en una persona, además de una enfermedad principal. Por ejemplo, la adicción a las drogas a menudo se dice que es comórbida de otras enfermedades mentales. Se cree que estas enfermedades secundarias o terciarias interactúan entre sí y con la enfermedad primaria y que tienen un efecto sobre el pronóstico o el curso de cada condición, de acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. La comorbilidad no se debe confundir con la multimorbilidad, que se refiere a múltiples enfermedades que existen en una misma persona sin un trastorno principal o factible de ser clasificado.

Otras personas están leyendo

Modelos de comorbilidad

Hay varias maneras diferentes en las que múltiples trastornos pueden considerarse comórbidos. El más simple es la relación causal directa, en la que una enfermedad causa la otra. En el modelo de factores de riesgo asociados, los factores de riesgo de las dos enfermedades están estrechamente relacionadas; por ejemplo, el consumo de tabaco y alcohol puede causar enfisema y cirrosis hepática. En el modelo heterogéneo, los factores de riesgo de las dos enfermedades no están relacionados entre sí, pero cualquier factor de riesgo podría estar relacionado con cualquiera de las enfermedades; por ejemplo, el tabaquismo y la edad, pueden estar relacionados en una persona con cáncer de pulmón y con una enfermedad isquémica del corazón. El modelo final de la comorbilidad es el independiente, que consiste en que dos enfermedades secundarias resultan son síntomas de una tercera enfermedad; por ejemplo, los dolores de cabeza tensionales y la hipertensión pueden ser síntomas de feocromocitoma.

Índice Charlson

El índice Charlson se utiliza para predecir la probabilidad de mortalidad al año (es decir, la muerte dentro de un año) en un paciente con trastornos comórbidos. Utiliza 19 categorías de comorbilidad para calcular la puntuación de un paciente, cuanto mayor es la puntuación, mayor es la probabilidad de que el paciente no sobreviva el año. Aunque el índice Charlson es la herramienta de medición de comorbilidad más ampliamente utilizada, muchos proveedores de salud e investigadores están utilizando ahora el índice Elixhauser, que mide la comorbilidad basándose en 30 condiciones.

Enfermedades mentales

Uno de los tipos más comunes de comorbilidad es el que existe entre la adicción a drogas y otros trastornos mentales. En algunos usuarios, el uso de drogas revela síntomas latentes de enfermedades mentales como esquizofrenia, trastorno bipolar y depresión. Otros se vuelven adictos a las drogas, cuando comienzan a automedicarse para tratar de aliviar una enfermedad mental. Por ejemplo, hay una fuerte conexión entre la esquizofrenia y la adicción a la nicotina. La investigación ha demostrado que las anomalías cerebrales particulares asociadas con la esquizofrenia aumentan los efectos gratificantes (por ejemplo, la liberación de dopamina) asociados con la nicotina. Además, la adicción a las drogas y los trastornos mentales suelen estar relacionados con los mismos factores subyacentes, como vulnerabilidades genéticas y trauma infantil.

¿Qué es la comorbilidad?
El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas estima que el 45% de los reclusos estadounidenses tienen una enfermedad mental concomitante con la adicción a las drogas. (Dick Luria/Photodisc/Getty Images)

Tratamiento

Aunque muchos medicamentos han demostrado ser eficaces en el tratamiento de los opioides, la nicotina y el alcohol, ha habido poca investigación sobre estos medicamentos como tratamientos para las enfermedades mentales comórbidas. Muchos consumidores de drogas con condiciones comórbidas han alcanzado avances con terapias conductuales, como la terapia dialéctica-conductual, el tratamiento asertivo comunitario, e incluso la terapia de exposición. Dado que las condiciones comórbidas físicas frecuentemente comparten aspectos del manejo de la enfermedad, a menudo son tratadas conjuntamente por especialistas. Por ejemplo, un paciente con diabetes y enfermedad cardíaca isquémica, así como varios factores de riesgo cardiovasculares como hipertensión se tratará principalmente en una clínica cardiovascular.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles