Comparación de un bono vs. un pagaré

Escrito por tyler lacoma | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Comparación de un bono vs. un pagaré
Los pagarés tienden a darse en forma individual, a diferencia de los bonos. (savings bonds image by judwick from Fotolia.com)

Tanto los bonos como los pagarés son instrumentos financieros. Estos instrumentos son emitidos por organizaciones que tratan de obtener dinero o controlar un determinado aspecto de tu situación financiera. Son comprados por los inversores que están interesados ​​en una fuente más confiable de los ingresos futuros en comparación a las acciones y que están dispuestos a prestar dinero a la organización. Sin embargo, los dos funcionan de forma ligeramente diferente y tienen diferentes asociaciones.

Otras personas están leyendo

Pagaré

Un pagaré es esencialmente un contrato entre ambas organizaciones o entre un emisor y un prestamista o inversor, que rige un préstamo de una sola vez. La nota especifica los términos del préstamo, incluyendo los intereses y la fecha de vencimiento, y une a ambas partes en un contrato. Este tipo de instrumento se utiliza principalmente por las empresas que no pueden obtener préstamos de los principales prestamistas como los bancos y deben investigar medios alternativos de financiamiento.

Bono

Los bonos, en la superficie, son muy similares a los pagarés y a menudo son clasificados como tipos de pagarés. Sin embargo, hay un par de diferencias clave. En primer lugar, los bonos suelen tener plazos de vencimiento más largos, a menudo de más de cinco años. Técnicamente un pagaré es generalmente menor a cinco años, a pesar de que estas notas a menudo siguen llamándose bonos. En segundo lugar, los bonos son liberados en una serie oficial, sellada y certificada, con cada bono teniendo una cantidad similar y términos similares, mientras que los pagarés se hacen sobre una base individual.

Emisores

Los pagarés son casi siempre emitidos por las empresas y las organizaciones más pequeñas; es raro que las grandes organizaciones con una gran cantidad de capital hagan negocios con pagarés. En su lugar, éstas crean los bonos corporativos, un tipo popular de bonos a menudo utilizado por las empresas para recaudar dinero. El gobierno también tiende a emitir sólo bonos, aunque algunos programas pueden ofrecer pagarés y otros gobiernos han llegado a emitir billetes en lugar de instrumentos en la forma de bonos.

Riesgo

Dado que los pagarés se emiten cuando la empresa no puede obtener un préstamo tradicional, éstos se asocian con un mayor riesgo. Si la empresa tuviera los medios, emitiría una serie de bonos corporativos. Un pagaré, por lo general, es necesario para que la empresa pueda continuar con las operaciones actuales. Por lo tanto, los inversionistas que compran los pagarés esperan una mayor tasa de retorno y, por lo general, tienen experiencia en la compra y venta de bonos y obligaciones por igual.

Registro

Tanto los pagarés como los bonos deben estar registrados en el país y el estado en el que se hayan expedido. En los EE.UU., se trata de una cuestión de seguridad. Los reguladores deben revisar las notas para asegurarse de que la empresa tiene la posibilidad de devolverlas. Las notas pueden ser vendidas sin estar registradas, pero estas notas son extremadamente arriesgadas y el inversionista no tiene ningún recurso en caso de insolvencia de la empresa. Los bonos siempre están registrados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles