DESCUBRIR
×

Comparación entre los esqueletos humano y felino

A primera vista, podría parecer que hay muy pocas similitudes entre el esqueleto humano y el del gato. No obstante, si prestas un poco más de atención, podrás descubrir muchas similitudes en cuanto a la forma, estructura y funcionamiento de ambos.

cat skull image by JASON WINTER from Fotolia.com

Evolución

La evolución ha ido conformando al gato como cazador y depredador. Todo en él parece haber sido configurado para dar forma a un animal flexible, ágil y luchador. Por el contrario, el esqueleto humano parece haber sido modelado para proporcionar fuerza y estabilidad.

Similitudes

Hay muchas similitudes entre los gatos domésticos de hoy en día y los humanos. Como casi todos los mamíferos terrestres, tanto unos como otros poseen cráneos y mandíbulas compactos, siete vértebras cervicales, una columna vertebral y cuatro extremidades.

Forma y tamaño

La diferencia más evidente entre el esqueleto de un gato y el de un humano reside en el tamaño. El sistema óseo del hombre es mucho más grande (de 20 a 25 veces mayor) que el del gato doméstico y también más potente. Los humanos han sido conformados como bípedos, lo que significa que caminan sobre las dos piernas. Por lo tanto, tanto su columna vertebral como sus caderas tienen una forma muy diferente a las del cuadrúpedo felino y son mucho más sólidas que éstas.

cat walking on a blue floor image by Inkkensix from Fotolia.com

Diferencias

Aunque los humanos son mucho más grandes, los gatos tienen alrededor de 250 huesos en su esqueleto, un número superior a los 206 que tiene el hombre. Estos huesos adicionales del esqueleto felino se encuentran sobre todo en la columna vertebral, lo que confiere al gato una mayor flexibilidad y agilidad. El gato tiene 52 o 53 vértebras; los humanos, de 32 a 34. Estos huesos de más se encuentran espaciados y disponen de una mejor amortiguación, lo que proporciona al gato flexibilidad y la capacidad de retorcerse, girar y saltar. Los humanos disponen de clavículas; los gatos, no. Pero sí tienen en los hombros un sistema de huesos de libre que les permite meterse en cualquier espacio en el que puedan introducir la cabeza.

Función

Tanto en gatos como en humanos, el esqueleto desempeña el mismo conjunto básico de funciones. Gracias a la densidad y dureza del hueso, el sistema óseo constituye el armazón rígido que sirve de sujeción al resto de sistemas del organismo. La forma básica del cuerpo viene determinada por su esqueleto, que también sirve de protección para los órganos vitales, tales como cerebro, corazón o pulmones. Su estructura lo convierte en la base de todo movimiento. Actuando como punto de fijación para todos los músculos, el esqueleto funciona como una serie de palancas que empujan y tiran del cuerpo según convenga. Lejos de ser un organismo muerto, el sistema esquelético alberga un centro neurálgico productivo: la médula ósea, que en el caso del hombre fabrica un promedio de 2,6 millones de glóbulos rojos por segundo y constituye la base del sistema inmunológico. Tanto el esqueleto del hombre como el del gato funcionan como depósito de minerales, por ejemplo, de calcio y fosforo.

skeleton image by NataV from Fotolia.com