Cómo comparar los beneficios del hielo y el calor sobre los músculos

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejandro moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comparar los beneficios del hielo y el calor sobre los músculos
Compara para saber qué es mejor para tus músculos. (Woman's muscles image by Allen Penton from Fotolia.com)

Cómo comparar los beneficios del hielo y el calor sobre los músculos. El hielo y el calor son los tratamientos más benéficos usados para algunos músculos. La terapia con hielo, o crioterapia, se usa para reducir la hinchazón y el flujo de sangre, lo cual reduce el dolor. La terapia de calor, o termoterapia, se usa para incrementar el flujo de sangre para continuar el proceso de curación al igual que para relajar los músculos. Para determinar si debes usar hielo o calor sobre los músculos adoloridos, compara los beneficios de ambos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Determina si los músculos tienen inflamación o moretones. Cuando las fibras de los músculos se estiran demasiado o se rasgan, tu cuerpo responde incrementando el flujo de sangre para quitar los desechos celulares. Demasiada inflamación causa que la sangre se congestione y bloquee la sangre oxigenada, evitando que llegue a los músculos.

  2. 2

    Usa hielo en lugar de calor para reducir la inflamación y la hinchazón. El hielo beneficia la inflamación, porque reduce el flujo de sangre en comparación con el calor, que lo incrementa. Aplica hielo sobre los músculos en las primeras 24 horas para reducir la inflamación. El frío reducirá el flujo masivo de sangre a tus músculos inicialmente.

  3. 3

    Continúa aplicando hielo sobre los músculos al menos tres veces al día (cada 6 horas). Asegúrate de que tu piel regrese a su temperatura normal antes de aplicar más hielo. Después de las primeras 24 horas, aplica hielo sobre los músculos una vez en la mañana, otra vez en la tarde y luego por la noche. La inflamación y el dolor deben disminuir en 72 horas.

  4. 4

    Compara los músculos que están tensos con los músculos con inflamación. Las fibras de los músculos se constriñen y necesitan aflojarse incrementando el flujo de sangre.

  5. 5

    Aplica calor en lugar de frío en los músculos tensos y antes de realizar cualquier ejercicio o actividad extenuante. El calor beneficia a los músculos tensos incrementando su elasticidad, haciendo que sean más fáciles de estirar. Aflojar los músculos antes de realizar ejercicio reducirá el dolor. El mejor remedio casero es remojar una toalla en agua caliente y luego colocarla sobre el área o envolverla. Otros métodos caseros incluyen llenar una botella de plástico con agua caliente y sumergirse en una tina con agua caliente.

  6. 6

    Compara las precauciones antes de usar hielo o calor. El hielo debe usarse más libremente que el calor. El calor tiene un mayor riesgo de causar dolor o quemar si se usa incorrectamente. Nunca apliques hielo o calor intenso directamente sobre tu piel. Siempre ten una barrera protectora entre tu piel, por lo general una toalla de manos o un trapo.

Consejos y advertencias

  • Cosecha los beneficios del hielo y el calor con compresas calientes y frías. Éstas son compresas que aplican calor y frío en una almohadilla. La mayoría de las tiendas de abarrotes y farmacias tienen compresas calientes y frías, al igual que los proveedores en línea como Drugstore.com, Medical Products Online y America Rx.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles