Compartir una afeitadora y enfermedades

Escrito por kelly wall | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Compartir una afeitadora y enfermedades
El simple acto de tomar la afeitadora equivocada en la ducha puede llevar a consecuencias graves para la salud. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Algo tan simple como pedir prestada una afeitadora a otra presona puede tener consecuencias graves para la salud. Algunas enfermedades, como el VIH y la hepatitis, se transmiten a través de la sangre, y tú o la persona con la que compartes tu afeitadora pueden haberse lastimado sin notarlo y luego no haber desinfectado la afeitadora. Al compartir una afeitadora, puedes, sin saberlo, exponerte a ti mismo o a otros a una enfermedad infecciosa.

Otras personas están leyendo

VIH

El VIH, que puede evolucionar en el SIDA, es una de las enfermedades que pueden contagiarse a través de compartir afeitadoras. El VIH se transmite a través de la sangre y otros fluidos corporales con los que la afeitadora puede estar contaminada luego de cada uso. En el caso del VIH, el contacto (especialmente de la piel lesionada) con la sangre u otros fluidos de una persona infectada puede transmitir la enfermedad. El VIH y el SIDA se pueden diagnosticar mediante un análisis; habla con tu médico si crees ser VIH positivo.

Hepatitis

A través de compartir una afeitadora se pueden transmitir las hepatitis B y C. Como en el caso del VIH, la infección puede ser causada por contacto sanguíneo. Existe una vacuna contra la hepatitis B, pero no contra la hepatitis C. Ambas enfermedades pueden producir daño hepático y efectos que durarán toda la vida. Si sospechas que puedes haber contraído hepatitis, debes realizarte un análisis y hablar con tu médico sobre los tratamientos.

SAMR

El Staphilococcus aureus meticilino-resistente (SAMR) es una forma de infección por estafilococos que es resistente a la mayoría de los antibióticos, y puedes contraerla al compartir una afeitadora. Estas infecciones normalmente causan inflamación de la piel, enrojecimiento y dolor. También puede producir fiebre, calor en la piel o drenaje de un líquido en la zona. El tratamiento puede ser tomar una medicación o efectuar un drenaje de la piel en el consultorio médico.

Foliculitis

Compartir una afeitadora con otra persona también puede producir foliculitis, una infección de los folículos pilosos. Esta patología se ve similar a una erupción con la presencia de pus y pelos visibles. Debes suspender el afeitado hasta que se haya curado la infección y luego deberás usar una afeitadora nueva. En general, para la foliculitis no se recetan antibióticos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles