Compicaciones del expansor de tejido mamario

Escrito por r. y. langham, ph.d. | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Compicaciones del expansor  de tejido mamario
Una complicación común asociada con un expansor tisular es la infección. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Según el sitio web Mentor, la reconstrucción mamaria se realiza en un procedimiento quirúrgico en dos pasos, que comienza con la colocación de un expansor del tejido mamario, seguido varios meses más tarde por un implante de senos. Por lo general, el cirujano inserta el expansor de tejido mamario en el momento de la mastectomía, pero en algunos casos la introducción se demora meses o años después del procedimiento. Un expansor tisular está compuesto por un implante mamario desinflado que se inserta en un bolsillo en la cavidad pectoral y se infla lentamente para hacer espacio para el futuro implante mamario.

Otras personas están leyendo

Infección

Una complicación común asociada con un expansor tisular es la infección. Una infección puede producirse cuando una bacteria que reside normalmente en la superficie de la piel entra en el lugar de la incisión y se esparce hacia varias partes del cuerpo. Vancouver Coastal Health afirma que el tratamiento para esas infecciones consiste generalmente en antibióticos pero, si persiste, se debe quitar el implante a la paciente y demorar la cirugía reconstructiva por al menos 3 meses.

Contractura capsular

Las mujeres a las que se coloca un expansor de tejido mamario pueden sufrir de contractura capsular, o endurecimiento del tejido cicatrizal que rodea al expansor, según lo expresa Vancouver Coastal Health. Luego de la colocación del expansor, el tejido cicatrizal fibroso puede endurecerse o tensarse alrededor del expansor tisular, y cambiar su forma. Según Reconstructive Breast Surgery (Cirugía de reconstrucción mmaria), el expansor puede sentirse duro al tacto, debido al tejido rígido formado a su alrededor. En algunos casos, puede ser necesario quitar el expansor a las pacientes y reemplazarlo por uno nuevo.

Presión y dolor

Una complicación común asociada con la expansión del tejido mamario es la presión y el dolor. Cuando el cirujano inserta el expansor tisular, este está desinflado, pero aproximadamente dos semanas después del procedimiento, el cirujano insertará líquido dentro del expansor, lo que causará que este se infle, según lo expresa el sitio web Mentor. Algunas mujeres pueden sentir presión, tirantez y dolor moderado a medida que el expansor se infla. Por lo general, el dolor pasa bastante rápidamente, pero la presión puede durar una semana o más. El sitio Mentor afirma que la expansión tisular requiere varias inserciones de líquido y dura aproximadamente de cuatro a seis meses.

Pérdida

La American Society of Plastic Surgeons (Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos) afirma que algunas mujeres pueden sufrir pérdidas en los expansores tisulares a base de silicona. Un expansor de tejido mamario contiene una solución de agua salada llamada salina. Cuando el expansor se rompe o se pierde, el cuerpo absorbe la solución salina, pero el expansor debe ser reemplazado por medio de un procedimiento quirúrgico relativamente menor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles