Complicaciones de la Adenoidectomía y amigdalectomía

Escrito por rae uddin | Traducido por daniela laura arjones
Complicaciones de la  Adenoidectomía y amigdalectomía

Las personas, especialmente los niños, desarrollan síntomas crónicos de dolor de garganta o faringitis

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Las personas, especialmente los niños, desarrollan síntomas crónicos de dolor de garganta o faringitis, pueden experimentar alivio de molestias persistentes en la garganta después de someterse a una amigdalectomía y adenoidectomía. Este procedimiento quirúrgico consiste en la extracción de las amígdalas y las adenoides, glándulas pequeñas en la parte de atrás de la garganta que ayudan a apoyar el sistema inmune. Antes de la cirugía, el médico o cirujano debe discutir las complicaciones de la amigdalectomía y adenoidectomía con todos los pacientes.

Otras personas están leyendo

Sangrado

Después de la cirugía, la incisión en sitios en la parte de atrás de la garganta pueden comenzar a sangrar o producir hemorragia. Si las complicaciones hemorrágicas se desarrollan, la mayoría de los casos se producen dentro de un plazo de cinco a 10 días después de la cirugía, según la Association of Surgical Technologists. La deglución frecuente puede ser un signo de que el sitio de la cirugía está sangrando. Ingerir sangre también pueden irritar el estómago, lo que lleva a las náuseas o vómitos. Los pacientes que experimentan sangrado por más de unos pocos minutos o vomitan sangre deben ser evaluados por un médico inmediatamente.

Dificultades respiratorias

Una excesiva inflamación de la garganta seguida de una adenoidectomía y amigdalectomía puede limitar seriamente la cantidad de aire que puede pasar de la nariz o la boca hacia los pulmones. Esta complicación de la cirugía puede resultar en importantes dificultades para respirar que, sin una adecuada e inmediata intervención médica, puede ser mortal, advierte el Children's Hospital of Wisconsin.

Deshidratación

Los síntomas de dolor de garganta después de la cirugía pueden ser difíciles o incómodos para que el paciente ingiera normalmente. Consecuentemente, ciertos pacientes, como los niños, pueden evitar comer o beber alimentos o bebidas, lo que puede aumentar su riesgo de desarrollar deshidratación, informa MedlinePlus. Los síntomas de deshidratación incluyen aumento de la sed, fatiga, disminución de la micción, debilidad, dolor de cabeza o mareos. Somnolencia excesiva o irritabilidad, fiebre, aumento de frecuencia cardíaca y piel seca son signos de deshidratación grave, advierte MayoClinic.com y los pacientes afectados deben ser llevados a un servicio médico de emergencia tan pronto como sea posible para evitar adicionales complicaciones médicas.

Fiebre

Una fiebre leve puede producirse en determinados pacientes como una complicación de una adenoidectomía y amigdalectomía. Los pacientes con fiebre pueden también tener escalofríos, enrojecimiento, dolor de cabeza o sudoración. Si persisten los síntomas de la fiebre o son inusualmente altos, los pacientes afectados deben ser llevados a un médico para cuidado adicional.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media