Complicaciones después de una cesarea

Escrito por laura candelaria | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Complicaciones después de una cesarea
Si pleneas una cesarea, ten en cuenta algunos riesgos. (happy belly4 image by Nymph from Fotolia.com)

En 2005, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) informaron que la tasa nacional de nacimientos por cesárea fue la más alta jamás registrada en un 29,1 por ciento, informa la Asociación Americana del Embarazo. Una cesárea es un procedimiento quirúrgico donde se realiza una incisión en la piel y luego otra en el útero para dar a luz. Una cesárea, al igual que cualquier procedimiento quirúrgico, conlleva un cierto riesgo. Estas son algunas de las complicaciones que se deben tener en cuenta.

Otras personas están leyendo

Infección de la herida

Cualquier ruptura en la piel puede resultar en una infección. Tu abdomen es preparado con una solución antiséptica, como betadine, antes de la cirugía para reducir la complicación de la infección. Algunos de los signos de una infección en la incisión de la cesárea incluyen aumento del enrojecimiento e hinchazón en el sitio. El área puede estar caliente al tacto. La herida puede gotear y puede tener un olor fétido. Otro síntoma de una infección de la herida por cesárea es la fiebre. Si experimentas alguno de estos síntomas es posible que tengas una infección y debes consultar a tu ginecólogo de inmediato. Si se diagnostica a tiempo, el médico puede ser capaz de tratarte con un ciclo de antibióticos en tu casa.

Incremento de la pérdida de sangre

Una mujer pierde más sangre durante un parto por cesárea que con un parto vaginal. Esto puede conducir a anemia o una transfusión de sangre (de una a seis por cada 100 mujeres que son sometidas a una cesárea requieren una transfusión de sangre), según la American Pregnancy Association. Tu obstetra te informará si has perdido una gran cantidad de la sangre. La mayoría de los hospitales van a revisar tu conteo sanguíneo dentro de las 24 horas posteriores a la cirugía. Es posible que necesites suplementos de hierro por vía oral o una transfusión de sangre. Si comienzas a sentirte débil y cansada, y tienes un aspecto pálido una vez que hayas sido dada de alta del hospital, ponte en contacto con tu médico.

Coágulos de sangre

El riesgo de desarrollar un coágulo de sangre dentro de una vena, especialmente en las piernas o en los órganos pélvicos, es cuatro veces mayor después de una cesárea que después de un parto vaginal, según informa la Clínica Mayo. Tu obstetra tomará medidas para prevenir los coágulos sanguíneos que pueden incluir el uso de botas de compresión en las piernas después de la cirugía, y solicitarte que te levantes de la cama y camines en las primeras 12 horas después del parto.

Adherencias

Después de una cesárea, puede formarse una costra dentro de la región pélvica. Esto puede causar un bloqueo y dolor. Esto también puede conducir a la complicación de un embarazo futuro, por placenta previa o desprendimiento prematuro de la placenta, según informa la Asociación Americana del Embarazo. Debes discutir tus factores de riesgo con tu obstetra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles