Complicaciones en la diálisis renal

Escrito por amy s. jorgensen Google | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Complicaciones en la diálisis renal
(Jochen Sands/Digital Vision/Getty Images)

La diálisis renal consiste en la eliminación artificial de desechos y agua en exceso del cuerpo. Las máquinas de hemodiálisis son utilizadas para llevar a cabo dicho procedimiento en situaciones en las que una persona tiene riñones dañados o existe una falla renal. Existen casos en los que un paciente tiene otras enfermedades pre-existentes, que pueden conllevar a una falla renal. El procedimiento es esencial, ya que se deshace de toxinas o desechos que se acumulan en el cuerpo. El acumulamiento de desechos, toxinas o drogas en el cuerpo es dañino, e incluso puede causar la muerte. La diálisis renal es valiosa para mejorar la calidad de vida de la mayoría de los pacientes.

Otras personas están leyendo

Complicaciones comunes

Las complicaciones comunes asociadas con el procedimiento incluyen la deshidratación y el desequilibrio del electrolito. Dichas causas pueden conllevar a problemas cardíacos como anginas, hipotensión y arritmia si no se las controla o trata. Además, la pared abdominal puede infectase, lo cual conlleva a una inflamación en el tejido. Además, puedes desarrollar un debilitamiento de los músculos arteriales. Es posible padecer meningitis como resultado de una infección bacterial.

Otras complicaciones

Otras formas de complicaciones incluyen sangrado o coágulos donde el catéter se inserta en el cuerpo. Un paciente puede desarrollar insomnio como causa de dolor, falta de sueño o molestias. Existen casos en los que los pacientes sufran convulsiones como resultado del procedimiento.

Efectos de las complicaciones

El desarrollo de diversas complicaciones en los pacientes puede afectar la eficacia del procedimiento. Las infecciones, coágulos, desequilibrios de electrolitos y superficies arteriales debilitadas afectan la calidad y los beneficios de la diálisis. A los médicos y pacientes pasando por dicho proceso se les recomienda estar alertas. Cualquier molestia que sienta el paciente debe ser informada al médico y examinada inmediatamente. Si no se la trata, puede causar movimientos restringidos o incluso llevar a la muerte al paciente.

Qué controlar al someterte a la diálisis

Los pacientes y médicos a cargo deben controlar aún más para asegurarse de que el proceso se lleve a cabo normalmente. Algunos síntomas de las complicaciones con diálisis incluyen dolor y cambio en la apariencia de la piel sobre el punto de inserción. Además, los pacientes deben informar si presentan algún tipo de sangrado, el cual será tratado según la condición. Generalmente, se utilizan terapias quirúrgicas o con antibióticos para solucionar la mayoría de los problemas.

Las razones para someterse a la diálisis

Una de las razones a largo plazo para someterse a dicho procedimiento es para quitar los desechos y toxinas del cuerpo. Ayuda a equilibrar los electrolitos y fluidos. Los pacientes sometidos a la diálisis se benefician logrando el buen funcionamiento del cuerpo, la sensación restablecida de bienestar y de las funciones corporales. Protege a los pacientes de padecer uremia como resultado de la falla renal. Mejora la expectativa de vida y bienestar general de los pacientes.

El procedimiento

Según la condición del paciente, la diálisis puede realizarse en un promedio de 4 horas, 3 veces semanales. Generalmente, el doctor te recomendará cómo debe proceder el paciente con dicha técnica de socorro. La dosis del procedimiento varía según el paciente, es decir, el tiempo de cada diálisis, la tasa de flujo sanguíneo y las funciones de la membrana, como el área de superficie y la porosidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles