Complicaciones de una infección en una herida quirúrgica

Escrito por helen nnama | Traducido por joaquín di toma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Complicaciones de una infección en una herida quirúrgica
Una de las complicaciones vistas después de la cirugía es el desarrollo de una infección. (wound image by Andrey Rakhmatullin from Fotolia.com)

Una infección de una herida quirúrgica se produce después de un procedimiento quirúrgico o invasivo. Según el Instituto Nacional de Salud y la Excelencia Clínica, por lo menos 5 por ciento de los pacientes sometidos a intervenciones quirúrgicas desarrollan infecciones. Además, al menos 20 por ciento de todas las infecciones asociadas al cuidado de la salud provienen de heridas quirúrgicas. Estas infecciones pueden causar varias complicaciones, que van desde casos leves a fatales.

Otras personas están leyendo

Dehiscencia de la herida

Dos de las complicaciones más comunes de infecciones de heridas quirúrgicas son la dehiscencia y la evisceración. La dehiscencia de la herida abierta es la ruptura o separación de las capas de una incisión quirúrgica. Puede ser sólo una separación de algunas de las capas, pero en algunos casos, la herida queda abierta. En el peor de los casos, los órganos pueden sobresalir a través del sitio de la incisión, una condición conocida como la evisceración. El paciente se dará cuenta de varios signos y síntomas de la dehiscencia de la herida, como el sangrado, hinchazón, enrojecimiento y dolor en el sitio de la incisión. La fiebre también estará presente debido a la infección cuando está abierta la herida.

Cicatrización anormal

La cicatrización también puede deteriorarse si una persona tiene una infección de una herida quirúrgica. La infección puede interferir con la cicatrización de heridas, por lo que requiere tratamiento quirúrgico adicional. De acuerdo con el Centro de Aprendizaje de Estudiantes de Medicina, una herida quirúrgica que se cura de forma anormal, requiere de procedimientos tales como el desbridamiento o irrigación. En el desbridamiento de la herida, los tejidos muertos o dañados en la misma se "raspan" o se eliminan, por lo tanto, aumenta su potencial de curación.

Sepsis

Una complicación muy grave de las infecciones de una herida quirúrgica es la sepsis. La sepsis es una respuesta inflamatoria de todo el cuerpo debido a una infección grave. Esta infección sistémica por lo general se desarrolla rápidamente y puede ser mortal. En el lugar de la incisión quirúrgica, esto sucede cuando organismos causantes de enfermedades conocidas como patógenos infectan el sitio y entran en el torrente sanguíneo. Una vez que estos agentes patógenos se encuentran en el torrente sanguíneo, desencadenarán una serie de respuestas del sistema inmunológico del cuerpo, tales como la liberación de mediadores antiinflamatorios. La presencia de bacterias y mediadores antiinflamatorios pone al cuerpo en un estado inflamatorio. Los vasos sanguíneos se dilatan y los fluidos se desplazan hacia los tejidos. Debido a este movimiento de líquido, la presión sanguínea puede descender, lo que resulta en una condición conocida como shock séptico. La sangre y el oxígeno no llegan a los órganos, lo que ocasiona daños en las células, y en última instancia, un fallo multiorgánico. Si no es tratado inmediatamente, esto puede dar lugar a la muerte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles