Complicaciones de la litotricia extracorpórea por ondas de choque

Escrito por amy fogelstrom chai | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Complicaciones de la litotricia extracorpórea por ondas de choque
El sangrado es una complicación de la LEOC, y puede ser necesaria una transfusión. (culot sanguin image by Stef Run from Fotolia.com)

Los cálculos renales son muy dolorosos y pueden bloquear el tracto urinario, provocando daños al riñón. Dependiendo del tamaño y la localización del cálculo y de la historia médica del paciente, un médico puede recomendar la litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC) para eliminar la piedra. Otras opciones de tratamiento incluyen la cirugía abierta y la cirugía ureteroscópica. Todas estas opciones tienen potenciales complicaciones que deben ser consideradas al elegir la LEOC para tratar los cálculos renales.

Otras personas están leyendo

Cálculos persistentes

La complicación más común de la LEOC es la falla para eliminar la piedra. Datos de extractos de PubMed sugieren que pueden quedar fragmentos en hasta el 20 por ciento de los pacientes. Si estos fragmentos no logran pasar a través del uréter, será necesaria otra LEOC o una cirugía más invasiva. Tu médico puede darte una tasa estimativa de éxito para tu caso particular.

Bloqueo del uréter

El "Journal of Urology" reporta que en el 2 a 3 por ciento de los casos, un fragmento de piedra dejado luego de una LEOC puede bloquear el flujo de orina a través del uréter, el tubo que transporta la orina desde el riñón hacia la vejiga. Si la orina se estanca, el riñón puede resultar dañado. Esta complicación puede requerir la colocación de un tubo de drenaje en el riñón, o de un stent en el uréter para facilitar el drenaje.

Sangrado

El pulso de la sondas de choque hacia el riñón puede causar sangrado en o alrededor del riñón y su cápsula. Este puede ser lo suficientemente severo como para requerir una transfusión. Es muy importante hacerle saber a tu médico toda la medicación que estás tomando, incluyendo hierbas, vitaminas y drogas de venta libre. Puede ser necesario que dejes de tomar algún medicamento para disminuir el riesgo de sangrado.

Infección

Las infecciones del riñón pueden presentarse luego de una LEOC, particularmente si el flujo de orina está bloqueado. Es importante estar alerta por cualquier dolor en el flanco o por la presencia de fiebre luego de una LEOC. Cualquier signo de infección debe ser reportado de inmediato a tu médico. La mayoría de las infecciones son fáciles de tratar con antibióticos, pero el tratamiento no debe ser demorado.

Daño renal

El daño a los túbulos renales o a los vasos sanguíneos puede darse luego de una LEOC. Las posibilidades de daño están relacionadas con la cantidad de choques necesarios, la intensidad de estos y el tamaño del riñón (los riñones pequeños son más susceptibles al daño). Esto puede causar una falla renal aguda, o una pérdida súbita de la función renal, lo cual a menudo es reversible, aunque el daño permanente puede darse en casos raros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles