Complicaciones en el trabajo de parto canino

Escrito por rena sherwood | Traducido por lucia g. cejas

Cuando un perro está listo para dar a luz a los cachorros se llama "parto". Los problemas pueden ocurrir durante el parto y pueden conducir a la muerte de la madre, de los cachorros, o de ambos. La acción rápida por parte del dueño puede ayudar a salvar la vida de estos caninos. El nacimiento puede tener lugar en cualquier momento del día o de la noche, y el dueño de una perra embarazada debe saber cómo contactarse con un veterinario de emergencia si el veterinario regular está fuera de servicio.

Otras personas están leyendo

Distocia de hombros

La distocia de hombros ocurre cuando los cachorros son más grandes que el canal del parto de la madre. Los cachorros se atascan en el canal durante el parto y mueren. La madre también pueden morir, por la descomposición de los fetos. Esto ocurre sobre todo con las razas de perros con cabezas grandes y cinturas estrechas, tales como el Bulldog Inglés, los Boston terriers y los Chihuahuas. Los síntomas de la distocia canina incluyen que la madre no puede ser capaz de dar a luz a un cachorro a pesar de estar en trabajo de parto desde hace más de una hora, gime, llora y otros signos de dolor mientras está en trabajo de parto, y no nace un solo cachorro en más de 70 días después del apareamiento. Si la madre ha parido uno o más cachorros y todavía está en trabajo de parto después de media hora, es probable que tenga otro cachorro atascado en el interior de su canal de parto y necesita atención veterinaria.

Inercia uterina

Según el "Manual sobre veterinaria para el dueño del perro", otro problema común al momento de parir es cuando el útero detiene todas las contracciones (inercia uterina). Las razas de perros gigantes como el Gran Danés o el lobero irlandés son propensos a este problema. Esto puede ocurrir durante el nacimiento de una camada grande, cuando el útero de la madre se estira y se agota. La inercia uterina también puede ocurrir cuando la madre es grande y solo hay un cachorro. También le puede suceder a una madre por primera vez que tiene miedo al dolor y no está segura de lo que está pasando.

Hipocalcemia

El Manual sobre veterinaria para el dueño del perro señala que la razas pequeñas pueden desarrollar hipocalcemia (niveles bajos de calcio). Esto puede suceder en perras más grandes, mientras están amamantando, pero en los perros pequeños puede ocurrir durante el parto. La madre pequeña va a entrar en convulsiones y temblores incontrolables.

Separación temprana de la placenta

En un parto normal, la placenta se separa del cachorro antes de que entre en la vagina. Según el Manual, el cachorro debe salir de la madre en primer lugar, seguido de la placenta. Sin embargo, la separación temprana de la placenta en el útero o en el cuello uterino puede causar la muerte de un cachorro. En la separación temprana de la placenta, sale un material grueso, oscuro, negro verdoso (la placenta), pero no hay ninguna señal de un cachorro.

Torsión o ruptura uterina

La torsión o ruptura es una lesión grave interna del útero durante el parto. La madre de repente puede perder grandes cantidades de sangre sin ningún tipo de cachorro o placenta. También pueden mostrar síntomas de dolor extremo, gimiendo, gritando, con una caída repentina de la temperatura, pulso filiforme, pérdida del conocimiento o con las encías palideciendo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media