Los componentes orgánicos del suelo

Escrito por lisa russell Google | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los componentes orgánicos del suelo
Suelo. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

El suelo tiene muchos ingredientes. Además de los materiales inorgánicos que podrían estar en su suelo, tales como arena y rocas, hay materia descompuesta, comúnmente llamada compost o humus. El suelo también contiene minerales, agua y aire, así como organismos vivos, como las lombrices de tierra, bacterias y parásitos. Conocer los componentes orgánicos del suelo puede ayudar a modificar tu pila de abono, planear un jardín o simplemente ayudar a tu hijo con su tarea de ciencias.

Otras personas están leyendo

Minerales

El suelo rico y saludable tiene un muchos minerales (sodio, hierro, zinc, cobre, manganeso, calcio, magnesio, fósforo). Los minerales se agotan del suelo cuando un cultivo crece. Ninguna cantidad de fertilizante sustituirá a los minerales que el suelo ha perdido. Es importante complementar el suelo vegetal del jardín con minerales para reemplazar lo que se ha empobrecido por la vegetación. Minerales adicionales en el suelo son cristales de cuarzo y pedazos de mica, así como otros minerales no nutritivos de roca triturada.

Materia descompuesta

Como las hojas, cáscaras de semillas y otros materiales vegetales se descomponen por la lluvia, el sol, las bacterias, los microorganismos y las lombrices de tierra, se convierten en abono. A menudo llamado "oro negro", el abono es el mejor amigo del jardinero. Rico en nitrógeno y potasio, estimula el crecimiento de plantas de abono, es suave y lo suficientemente ventilado para que las raíces se extienden a través y retengan bien la humedad. La tierra para macetas y tierra vegetal negra son ricas en materia descompuesta.

Bacterias, hongos y parásitos

Las bacterias, parásitos y hongos son parte importante de la cadena de la vida del suelo. Contribuyen a la disponibilidad de ciertos nutrientes. Cuando se descompone la materia ósea, se utilizan hasta los ácidos en el suelo, haciendo que no estén disponibles para el uso de la planta. Así que el suelo que puede ser rico en fósforo no puede alimentar ninguna de las plantas, ya que se está usando para ayudar a la descomposición de harina de hueso. Las bacterias, hongos y parásitos digieren parcialmente estos minerales, por lo que es más fácil para las plantas absorberlos. Algunos también comen esporas de moho y otras cosas dañinas.

Criaturas vivas

Además de los organismos más pequeños que permiten hacer pequeños nutrientes y minerales disponibles para la vegetación, las lombrices y otros insectos subterráneos devoran la materia orgánica muerta y la convierten en abono. Tener lombrices de tierra en el suelo puede convertirlo en un área de auto-abono donde se regenera la salud del suelo y las plantas son compatibles año tras año. De hecho, algunos jardineros invernan sus parcelas con centeno o cebada, que labran en el suelo en la primavera para contribuir al abono, evitando que las semillas de malas hierbas se asiente y añadan nutrientes al suelo.

Agua y aire

Un suelo sano es aireado y húmedo. La arcilla es un ejemplo de suelo cuyas partículas están tan juntas que no hay mucho aire en el mismo. Las plantas deben trabajar duro para enviar las raíces hasta penetrar en el suelo arcilloso. El suelo para la jardinería debe contener suficiente aire para que las raíces se extiendan y permitan que las lombrices de tierra se arrastren a través de él. El suelo también debe ser lo suficientemente húmedo para mantener la integridad estructural de ciertos nutrientes, evitar que las raíces de las plantas se desequen y entreguen nutrientes solubles en agua a las plantas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles