La composición química de los suelos

Escrito por jacquelyn jeanty | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La composición química de los suelos
La composición química de un suelo determina qué tan fértil es el ambiente. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los ambientes de los suelos varían según la ubicación en términos de contenido, estructura y composición química. La composición química de los suelos afecta la manera en la que los nutrientes circulan a través de sus entornos, lo que determina la fuerza general para el crecimiento de la planta. La composición química depende de la acidez, la estructura del suelo y las actividades químicas que suceden entre los suelos y las formas de vida de la planta.

Otras personas están leyendo

Componentes del suelo

Los materiales del suelo comienzan como formaciones rocosas que se desgastan con el tiempo por los efectos del viento, la lluvia y el hielo. Los componentes básicos que conforman un entorno de suelo incluyen partículas minerales, agua, aire y materiales orgánicos, según la NASA Soil Science Education Page. Los tipos de minerales presentes varían según su ubicación y pueden consistir en aluminio, silicio, hierro, calcio, potasio, sodio y partículas de magnesio. Los materiales orgánicos se forman a partir de plantas en descomposición y restos de animales. En el suelo, los restos descompuestos se desglosan en materiales inorgánicos, algunos de los cuales incluyen hidrógeno, oxígeno, carbono, azufre, nitrógeno y fósforo. Los tipos de componentes presentes en un entorno determinan los procesos químicos que suceden en el suelo.

Niveles de pH en el suelo

El pH del suelo tiene que ver con los niveles de ácido y la sal presentes en el mismo. Los factores que influyen en los niveles de pH son los tipos de minerales presentes, la composición química de la lluvia que penetra en el suelo y los tipos de plantas que crecen en el mismo, según la NASA Soil Science Education Page. El agua de lluvia lleva los gases atmosféricos, como el dióxido de carbono, al medio ambiente del suelo. Mientras mayor es el contenido de carbono de un suelo, más ácido es su nivel de pH. Las plantas también pueden aumentar el contenido de ácido del suelo a través de sus raíces en la forma de hidrógeno. La descarga de las moléculas de hidrógeno de las raíces de las plantas como resultado de intercambios químicos tienen lugar entre las raíces y el suelo. En efecto, el nivel de pH del suelo puede ayudar o entorpecer el crecimiento de plantas en función de su tipo. A su vez, los tipos de plantas pueden afectar los procesos químicos que ocurren en el suelo.

Procesos químicos

En términos de fertilidad, un suelo ideal contiene algún lugar en el intervalo de 25 por ciento de aire, 25 por ciento de agua, 5 por ciento de materiales orgánicos y 45 por ciento de minerales, de acuerdo con la NASA Soil Science Education Page. La vida vegetal también contribuye a la composición química del suelo ya que las estructuras fundamentales intercambian materiales orgánicos de nutrientes y suministro de agua. Los tipos de suelo pueden incluir arcilla, limo o arena, con diferentes mezclas de cada uno presente en diferentes entornos. En general, las pequeñas partículas de suelo granular promueven una mejor circulación del agua, aire y nutrientes que las partículas más grandes, siempre y cuando los gránulos no estén demasiado apretados entre sí, como en los suelos arcillosos. De los tres tipos de suelo, la arena contiene el tamaño de partícula más grande, mientras que los materiales de limo tienen una mezcla homogénea de arena y arcilla, que permite que los materiales circulen a través suyo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles