Cómo comprar tu primer auto sin pedir dinero prestado

Escrito por aaron marquis | Traducido por lautaro rubertone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comprar tu primer auto sin pedir dinero prestado
Generalmente no puedes pagar por un auto con un cheque personal. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Pedir dinero prestado para pagar tu primer auto incrementa tu razón de deuda-ingreso y podría posiblemente bajar tu clasificación de crédito. Además, el endeudamiento incrementa tu nivel de estrés. Para evitar tener una deuda sobre tu cabeza, ahorra dinero para tu primer auto y paga en efectivo. Si no lo pagas en efectivo, tendrás que pedir dinero prestado de alguna forma.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Establece una meta para la cantidad de dinero que quieres gastar en un auto. Para evitar pedir dinero prestado, debes pagar en efectivo. Haz una meta para que puedas visiblemente ver tu progreso cuando ahorres dinero para éste. Por ejemplo, si quieres ahorrar US$ 5000, crea una cartulina que registre tu progreso hasta llegar al monto total.

  2. 2

    Guarda un porcentaje de tu ingreso mensual y ponlo en una cuenta de ahorros. El monto que guardes dependerá de tu salario y meta monetaria. Por ejemplo, si ganas US$ 2500 por mes y quieres ahorrar US$ 5000, guarda US$ 250 por mes por 20 meses. Si tu cuenta de ahorros tiene intereses, entonces ganarás dinero con el dinero que guardes.

  3. 3

    Compra vehículos usados en lugar de buscar autos nuevos. Los autos nuevos cuestan decenas de miles de dólares; si no tienes tanto dinero en mano, tienes que pedir prestado lo necesario para el vehículo. Para evitar pedir dinero a través de un préstamo, compra autos usados que sólo cuestan algunos cientos de dólares y se ajustan a tu presupuesto. Los sitios de subastas en línea, listados clasificados y lotes de autos usados son todos buenas opciones.

  4. 4

    Negocia con el vendedor para pagar menos por tu primer auto. Si éste tiene algún defecto mecánico o problemas con su apariencia, pide al vendedor que reduzca el precio. Es más fácil pagar por un auto con ahorros o con dinero en efectivo si el precio es más bajo del que pide el vendedor. Investiga el costo de autos usados usando guías como el Libro Azul de Kelley. Los libros de guía dan múltiples precios por autos dependiendo de su condición y kilometraje. Agrega el costo de los impuestos y del registro al precio final del auto. Generalmente, los impuestos y el registro cuestan aproximadamente 5 a 10 % del precio de venta.

  5. 5

    Paga por el vehículo con tu dinero ahorrado. Consigue un recibo de compra y ten un título en mano antes de irte con éste. Necesitas el título para registrarlo a tu nombre y comprobar que el auto es tuyo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles