Cómo comprar una casa después de la bancarrota con un codeudor

Escrito por robert lee | Traducido por aldana avale
Cómo comprar una casa después de la bancarrota con un codeudor

La rehabilitación crediticia y un codeudor pueden ayudarte a calificar para una hipoteca después de una bancarrota.

Comstock/Comstock/Getty Images

Comprar una casa después de la bancarrota con un codeudor es posible, pero exige algo de planificación y una rehabilitación crediticia. Un codeudor acuerda asumir toda la responsabilidad para la hipoteca si tú no puedes pagarla, pero el banco o la empresa hipotecaria primero analizará tu historial crediticio porque tú eres el principal prestatario. Eso significa estar de acuerdo con una verificación de crédito y explicar las circunstancias que te llevaron a tu bancarrota. Una hipoteca es una gran responsabilidad y el prestador querrá desarrollar alguna confianza básica en tu capacidad de devolver el préstamo antes de considerar a un codeudor para mejorar tus posibilidades para la aprobación.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Obtén una copia de tu informe crediticio en AnnualCreditReport.com. El sitio web ofrece informes crediticios gratuitos bajo los términos de la Ley de Informe Justo de Crédito (Fair Credit Reporting Act). Revisa el informe para confirmar que enumera la rehabilitación o la finalización de tu bancarrota. Todas las deudas en tu presentación de bancarrota deberán aparecer en el informe crediticio como "incluidas en la bancarrota". Si ese no es el caso, escribe una carta a la oficina de créditos pidiendo una corrección. Escríbele a su dirección en el informe.

  2. 2

    Establece un nuevo crédito abriendo nuevas cuentas. Incluso con un codeudor, la empresa hipotecaria puede que no te apruebe un préstamo hasta que demuestres que puedes manejar la responsabilidad crediticia después de tu bancarrota. Abre unas cuentas de tarjetas de crédito garantizadas colocando dinero en una cuenta de ahorros y permitiendo que sirva como una garantía. Ponte en contacto con los bancos locales para averiguar sobre el proceso de solicitud. Luego, abre unas cuentas de préstamos a plazos de la misma forma y luego solicita unas tarjetas de crédito de las tiendas por departamento o unas tarjetas de las estaciones de combustible con pequeños límites. Haz todos los pagos en las tarjetas de crédito cada mes, pero paga tu saldo en su totalidad y nunca olvides un pago.

  3. 3

    Ahorra dinero para un desembolso inicial. Tener un codeudor no te permite escapar de este requisito y el prestamista probablemente te pida un pago inicial significativo (por ejemplo, un 20 por ciento) debido a tu bancarrota. Esto significa tener que realizar un pago inicial de US$40.000 en una casa que se vende por US$200.000. Ahorra el dinero durante algunos años mientras reconstruyes tu crédito.

  4. 4

    Busca un codeudor. Esto es un desafío porque pocas personas estarán dispuestas a ser codeudoras en un préstamo debido al riesgo. Pídele ayuda a un miembro cercano de la familia, como un padre o un hermano.

  5. 5

    Revisa tu puntaje crediticio y el de tu codeudor. Lo ideal es que el puntaje crediticio de tu codeudor supere los 720. Este puntaje o unos puntajes más altos son excelentes y los prestamistas esperan que los codeudores tengan créditos originales. Los puntajes de crédito están disponibles en AnnualCreditReport.com. Ordena un informe crediticio gratuito y luego sigue las instrucciones del informe para ordenar un puntaje crediticio de forma separada, por una tarifa. Revisa también tu puntaje crediticio. Como prestatario principal, tu puntaje crediticio deberá ser de al menos 620 (el punto de corte para un crédito "bueno").

  6. 6

    Consigue el papeleo para un préstamo respaldado por la Administración Federal de Vivienda o FHA (por sus siglas en inglés). Los préstamos de la FHA generalmente permiten decisiones de préstamo flexibles porque los prestamistas saben que los préstamos están garantizados por la FHA. La FHA generalmente exige esperar un período de hasta dos años para las personas que se están recuperando de una bancarrota, pero los prestatarios pueden renunciar a eso con la presencia de un codeudor solvente. Encuentra un prestamista que ofrezca un financiamiento de la FHA buscando referencias de un agente inmobiliario. Consigue la solicitud en la oficina del prestamista.

  7. 7

    Solicita el préstamo rellenando la solicitud. Incluye una carta de explicación acerca de tu bancarrota y señala el mejoramiento de tu situación financiera desde ésta. En la carta, señala también que aunque esperas la aprobación basándote en tus calificaciones, tienes un codeudor solvente dispuesto a actuar como garante en el préstamo. Presenta la solicitud y espera una respuesta.

  8. 8

    Compra tu casa luego de la aprobación del préstamo.

Consejos y advertencias

  • Compra préstamos de tasa fija por 30 años y evita los préstamos de tasa ajustable que se reajustan después de los primeros años. Un préstamo generalmente es el gasto más grande de una persona. Tomar decisiones acertadas te puede ayudar a evitar una nueva ronda de serios problemas financieros.
  • Resiste las tentaciones de comprar una casa inmediatamente después de salir de la bancarrota de aquellas empresas prestamistas que están dispuestas a aprobarte a ti y a tu codeudor a unas tasas de interés exorbitantes. Es mejor esperar uno o dos años mientras reconstruyes tu crédito y calificas para unas tasas que sean más competitivas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media