Cómo comprar plantas no transgénicas

Escrito por annie lee tatum | Traducido por silvina ramos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comprar plantas no transgénicas
Cultiva plantas no transgénicas (Michael Blann/Digital Vision/Getty Images)

Los organismos genéticamente modificados, o OGM, son plantas u otros organismos cuyo material genético ha sido manipulado con el objetivo de otorgarles alguna característica específica. Comprar plantas que no son OGM puede eventualmente limitarse a comprar semillas no transgénicas. Las plántulas no transgénicas también están ampliamente disponibles en el mercado, gracias al creciente interés en alimentos y agricultura orgánica.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Conexión a internet, catálogo o cooperativa local de agricultores.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Busca semillas no transgénicas. Las semillas no transgénicas son usualmente denominadas semillas "de herencia", es decir semillas recolectadas de plantas maduras que se guardan para ser plantadas en la siguiente temporada. El nombre "herencia" hace referencia a la tradición de pasar semillas prósperas a través de generaciones. Las semillas de OGM no pueden ser recolectadas para ser plantadas el año siguiente, los agricultores no son dueños de la tecnología patentada que se utiliza para producir las semillas. Guardar y reutilizar las semillas viola las patentes de los cultivos OGM.

    La búsqueda en internet arrojará docenas de compañías que venden semillas de herencia; heirllomseeds.org y Seed Savers Exchange son solo dos ejemplos. Además, es posible que puedas encontrar un vendedor cerca de tu hogar.

  2. 2

    Localiza plantas no transgénicas. Algunas plantas, especialmente tomates, son más fáciles de cultivar a partir de plántulas en vez de semillas. Muchas de las compañías que ofrecen semillas no transgénicas también ofrecen plántulas, que simplemente son plantas cultivadas a partir de semillas no transgénicas y que la compañía ha cultivado hasta cierto punto. Las plántulas ahorran tiempo y ya han sobrevivido al período vulnerable de germinación. Las plántulas también pueden recibir el nombre de "trasplantes" y pueden estar a la venta con dicho nombre.

  3. 3

    Verifica la disponibilidad de plantas no transgénicas. Es posible que las plantas no transgénicas estén disponibles en tu zona, y que las vendan agricultores locales, en especial comerciantes y cooperativas. A pesar de que estas semillas y plantas no posean el beneficio de una certificación orgánica como algunas variedades de herencia obtenidas por catálogo, puedes preguntarle al cultivador en persona sobre la historia de las semillas o plantas y asegurarte de que no sean OGM.

  4. 4

    Guarda tus propias semillas. Parte de la belleza de las semillas no transgénicas es que puedes guardarlas para plantarlas el próximo año. Recolecta las semillas de las plantas que cultivas y guarda las semillas en recipientes oscuros o alejados de la luz solar (para que no broten). En el próximo cultivo, simplemente planta las semillas guardadas. Guardar las semillas puede ser gratificante, así como compartir las semillas de plantas prósperas o bien cultivadas. A través de los años, los que guardan de semillas pueden elegir plantar semillas que surgieron de los cultivos más resistentes y así controlar la producción de sus jardines y aliviar la necesidad de comprar nuevas semillas o plántulas cada temporada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles