Cómo comprobar y ver cuántos milímetros de frenos quedan

Escrito por justin cupler Google | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comprobar y ver cuántos milímetros de frenos quedan
La comprobación de los frenos regularmente puede ayudar a evitar reparaciones costosas y evitables. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los vehículos modernos están tan fuertemente diseñados que muchos componentes tienen tolerancias muy finas. Los frenos son uno de éstos y saber exactamente cómo medir las almohadillas, zapatas, tambores y rotores correctamente y compararlas con las especificaciones de los frenos es esencial para conocer el número de milímetros que quedan en estos componentes. Una vez que entiendas el proceso, puedes programar tu siguiente trabajo de freno con cierta exactitud y planificar en consecuencia.

Otras personas están leyendo

Familiarización con los frenos

La comprobación del número exacto de milímetros que quedan en las pastillas de frenos de tu vehículo no puede ser realizada simplemente "echando un vistazo" a las pastillas del exterior; tienes que sacar las pastillas, si estás comprobando los frenos de disco o quitar los tambores, si estás comprobando unos frenos de tambor. En la mayoría de los sistemas de frenos de disco, tienes que quitar los dos tornillos que sujetan la pinza, retirar la pinza y colgarla de un componente cercano suspensión con una correa elástica o alambre mecánico. Con la pinza eliminada, las almohadillas en la mayoría de los sistemas se deslizan hacia afuera del soporte de la pinza. Pero en algunos casos, si la pinza sostiene las pastillas, es necesario hacer una palanca en la pinza. En los frenos de tambor, retira cualquier accesorio que esté asegurando los tambores, pernos, arandela de seguridad, etc, luego simplemente tira el tambor del eje con un ligero movimiento de meneo. Si el tambor está atascado, dale unos golpecitos con un martillo para romper liberarlo del óxido.

Conocer las especificaciones

Cada pastilla de freno, zapata y rotor tiene una especificación de espesor mínimo y los tambores tienen una especificación de diámetro máximo, que el fabricante define. Este es el punto cero para estos componentes; nunca ejecutes pastillas, zapatas, tambores o rotores hasta que no haya material de fricción restante a utilizar. Después de este punto cero, hay tres problemas principales. La primera es que las pastillas de freno y las zapatas también actúan como aislantes que protegen el accesorio de frenado sensible al calor extremo que se produce al frenar. Cuando el nivel de fricción cae por debajo de la especificación de espesor mínimo, no disipa el calor suficiente y puede permitir suficiente transferencia de calor para hervir el líquido, lo cual puede crear el caos en el sistema de frenos. En segundo lugar, ahora la pinza o los pistones del cilindro de la rueda deben presionar demasiado lejos para empujar el material de fricción contra el tambor o el rotor, lo cual podría resultar en el fallo del cilindro de la rueda o de la pinza. En tercer lugar, un rotor o tambor que es demasiado delgado puede romperse mucho más fácil que uno que tiene el espesor correcto. Por lo general, el fabricante mostrará estas especificaciones mínimas en el manual del propietario del vehículo. Si no están ahí, llama a tu distribuidor o una tienda local de las piezas para conseguir estas especificaciones importantes.

Control de las pastillas y zapatas

Abre un micrómetro aproximadamente una pulgada (2,54 cm) y observa que una pequeña varilla sale de la parte inferior, esta es la barra del medidor de profundidad del micrómetro. Cierra el micrómetro y calíbralo pulsando el botón "Zero" para garantizar una medición precisa. Abre la pinza de nuevo y coloca la varilla de tope de profundidad para que haga contacto con la almohadilla o placa trasera de metal de la zapata. Empuja la cabeza del micrómetro hacia abajo hasta que la base haga contacto con la parte superior del material de fricción. Lee la medición milimétrica del micrómetro. Repite este proceso de medición en cuatro o cinco áreas alrededor de la almohadilla para encontrar la medida más baja. Resta la especificación de espesor mínimo de la lectura más baja, éste es el número de milímetros útiles que quedan en las pastillas de freno.

Revisión de los rotores

En lugar de medir con la varilla de calibre de profundidad, mide el rotor con las mordazas del micrómetro. Cierra las mordazas alrededor de la parte del disco del rotor, la parte que hace contacto con las almohadillas, y mantén una presión firme sobre el micrómetro. Lee la medición milimétrica. Repite el proceso de medida en cuatro o cinco áreas alrededor del rotor para encontrar la sección más delgada. Resta la especificación mínima de espesor del rotor, no la especificación de la máquina, a partir de la medición de espesor más delgada del rotor. El número resultante es cuántos milímetros le quedan al rotor de tu vehículo.

Comprobación de los tambores

Mira en la parte trasera del micrómetro y observa si hay una sección de tipo recogida. Abre el micrómetro lentamente y observa el pico que se separa en dos mitades, cada una con una sección plana para medir el diámetro total del tambor. Coloca la sección de captación como en el centro del tambor y ábrela hasta que las dos secciones toquen cada lado de la parte interior del tambor, la parte que hace contacto con las almohadillas. Lee la medición de milímetros del micrómetro. Repite el proceso de medición en cuatro o cinco áreas alrededor del tambor para encontrar la medida más grande. Ahora, ésta es la parte difícil: el tambor se ensancha a medida que se desgasta, por lo que debes restar la medición más amplia que hiciste de la especificación de diámetro máximo y el resultado es el número de milímetros que quedan en el tambor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles