Cómo comprobar si un hueso del cóxis está quebrado

Escrito por corey morris | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comprobar si un hueso del cóxis está quebrado
Los dolores severos generalmente son signos de una lesión en el coxis. (pain ii image by Mykola Velychko from Fotolia.com)

El coxis, o más comúnmente llamado hueso de la cola, es la pequeña estructura en la parte inferior de tu columna vertebral compuesto de tres a cinco fragmentos. Si te lastimas un hueso de la cola, hay molestias moderadas a severas en el área general. La gran mayoría de las lesiones del coxis ocurren en las mujeres debido a sus pelvis más amplias. Incluso con el tratamiento adecuado, las fracturas de coxis pueden llevar un tiempo para que sanen.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siente la sensibilidad y toma nota de cualquier dolor severo en el área inmediata del coxis. La presión directa del coxis causará dolor inmediato a cualquiera que se haya quebrado este hueso. Tocar o frotar el punto o incluso sentarte puede causar dolor. Incluso sentarse en un almohadón por largos períodos puede causar una molestia dependiendo de la gravedad de la lesión.

  2. 2

    Inspecciona la piel para encontrar cualquier contusión. Mientras que las contusiones no necesariamente significan que algún hueso del coxis está roto, es un signo común de que hay alguna lesión. Si no hay contusiones visibles, palpa para encontrar algún nudo o alguna protuberancia hinchada. Esto puede ser el hueso sobresaliendo afuera de la piel.

  3. 3

    Visita a un médico para un examen de la columna vertebral. La prueba puede decir si alguna parte de la columna está lesionada. Puede que el médico necesite hacer un examen del recto para sentir el coxis y para determinar si está dislocado. El médico puede también tomar unas radiografías para localizar una fractura o una dislocación.

  4. 4

    Trata la lesión en tu hogar si piensas que te fracturaste el coxis y no puedes visitar inmediatamente a un médico. Aplica hielo en la lesión por al menos 20 minutos, cuatro veces al día, hasta que puedas hacerte un tratamiento médico. Evita aplicar peso directo en la zona apoyándote hacia atrás cuando te sientes. Trata de abstenerte de actividades que requieran el uso de la parte inferior de la espalda como levantar peso o las relaciones sexuales.

Consejos y advertencias

  • Siempre consulta con un médico para un diagnóstico adecuado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles