Concentración alta de ANA y enfermedad vascular

Escrito por leigh a. zaykoski | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Concentración alta de ANA y enfermedad vascular
la concentración elevada de ANA y la enfermedad vascular están vinculados. (Keith Brofsky/Digital Vision/Getty Images)

Las enfermedades vasculares del colágeno afectan a la estructura de los tejidos conectivos y a los huesos del cuerpo humano. La prueba de sangre ANA, también conocida como la prueba de anticuerpos antinucleares, mide la cantidad de anticuerpos anormales en la sangre. Estos anticuerpos atacan los tejidos sanos y hacen que se dañen. Una persona con una enfermedad vascular del colágeno puede tener una concentración elevada de ANA.

Enfermedades vasculares del colágeno

Varias enfermedades vasculares del colágeno pueden causar una alta concentración de ANA. Estas enfermedades incluyen el lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés), artritis reumatoide, dermatomiositis, poliarteritis nodosa y esclerodermia. Las enfermedades vasculares del colágeno pueden causar inflamación de las articulaciones, fiebre, debilidad y anemia hemolítica autoinmune. El NYU Langone Medical Center define la anemia hemolítica autoinmune como una condición en la que los glóbulos rojos son atacados por el sistema inmunológico. Esto hace que los glóbulos rojos se descompongan y se desintegren. La fatiga es también un síntoma de algunas enfermedades vasculares del colágeno.

Prueba ANA

La prueba de sangre ANA se utiliza como una herramienta de cribado para las enfermedades autoinmunes. Durante la prueba, una muestra de sangre se extrae de una de las venas. La muestra se analiza para determinar el número de anticuerpos antinucleares presentes. El título ANA es la concentración de anticuerpos antinucleares que puede aparecer en varios patrones. El esquema de patrones está asociado con el lupus eritematoso. El patrón moteado se asocia con enfermedades vasculares del colágeno como escleroderma, artritis reumatoide, lupus y polimiositis. Los patrones nucleolares están vinculados a la polimiositis y la esclerodermia. El patrón difuso está más asociado con el lupus y la enfermedad mixta del tejido conectivo.

Problemas de las pruebas

El título ANA no es una indicación absoluta de que una enfermedad autoinmune esté presente. Las personas con pruebas de ANA negativas pueden tener enfermedades vasculares del colágeno. Las personas con una concentración elevada de ANA pueden no tener enfermedades vasculares del colágeno u otros trastornos autoinmunes. Otro problema con las pruebas de ANA es que un ANA positivo puede ocurrir antes de que alguien desarrolle cualquier signo o síntoma de un trastorno autoinmune. Esto significa que el paciente y el médico deben trabajar juntos para determinar el significado de un resultado positivo. Cuando las personas envejecen, los falsos positivos en las pruebas de ANA se vuelven más comunes, lo que reduce la utilidad de esta prueba cuando se utiliza en personas de edad avanzada.

Pruebas complementarias

La prueba de sangre ANA se usa en combinación con otras pruebas de laboratorio y estudios radiológicos para determinar si una enfermedad autoinmune está presente. Un examen físico completo y la historia médica pueden ayudar al médico a determinar si los síntomas de un paciente podrían ser causados por un trastorno autoinmune. Los análisis de sangre se pueden realizar para determinar las concentraciones de autoanticuerpos en la sangre. El daño tisular causado por trastornos autoinmunes también puede ser detectado por los análisis de sangre. Los estudios de imagen pueden detectar cambios en los órganos, las articulaciones y los huesos. Los cambios en el tejido también pueden ser detectados con el uso de una biopsia.

Los resultados falsos

Los resultados falsos positivos de ANA pueden ser causados por varios factores. La Asociación Americana de Química Clínica informa que del 3 al 5 por ciento de personas de raza blanca tienen un resultado positivo de ANA, incluso cuando una enfermedad vascular de colágeno no está presente. En hombres y mujeres mayores de 65, esto aumenta entre 10 a 37 por ciento. Algunos medicamentos también pueden causar síntomas de lupus, que se conoce como lupus inducido por medicamentos. Estos medicamentos incluyen procainamida, hidralazina, isoniazida y medicamentos usados ​​para prevenir las convulsiones. Cuando estos fármacos se detienen, los síntomas del lupus suelen desaparecer.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles