Educación y ciencia

Condicionamiento operante y disciplina en el salón de clases

Escrito por robin mcdaniel Google | Traducido por mayra cabrera
Condicionamiento operante y disciplina en el salón de clases

Condicionamiento operante en el salón de clase.

Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images

El condicionamiento operante es una técnica desarrollada con el apoyo de los psicólogos Thorndike, Skinner y Watson, y dicta que una respuesta es una reacción directa a los estímulos. En un salón de clases, la teoría del condicionamiento operante se puede utilizar para mantener y mejorar la disciplina en el aula.

Otras personas están leyendo

Estímulo positivo

El refuerzo positivo es un aspecto del condicionamiento operante que es útil en el ambiente del aula. Cuando un estudiante está exhibiendo comportamientos que te gustaría continuar, recompénsalo con un estímulo para fomentar que el niño siga con el comportamiento deseado. Por ejemplo, podrías recompensar constantemente al estudiante con una declaración positiva u otros estímulos cuando lo captes en una acción que deseas animar. Este refuerzo fomentará comportamientos deseados.

Estímulo negativo

El refuerzo negativo para comportamientos negativos desalentarán el comportamiento que es inaceptable en el aula. Si has tratado de reforzar el comportamiento positivo, pero los estudiantes siguen exhibiendo características negativas, puede ser necesario darles consecuencias negativas. Por ejemplo, si constantemente hablan en voz alta mientras caminan en línea, es posible que tengas que utilizar su receso para practicar caminar en línea. Este refuerzo va a desalentar los comportamientos no deseados.

Respuesta inmediata

Las respuestas, tanto positivas como negativas, deben venir casi inmediatamente después de los comportamientos con el fin de ser más eficaces. Cuanto más largo es el tiempo entre el refuerzo, menos eficaz es el condicionamiento. Por ejemplo, si un estudiante pone un sobrenombre a otro estudiante, el maestro puede poner al estudiante a un lado y amonestarlo y después darle tiempo fuera en otra mesa o hacer que escriba frases que indican por qué no debe realizar la acción. Esperar hasta el final del día para aplicar consecuencias sería ineficaz y no es un ejemplo de condicionamiento operante.

Comportamiento del profesor

Para que el condicionamiento operante funcione en el aula, tienes que ser consistente en tus expectativas con respecto a los estudiantes. Si se espera que los estudiantes que se abstengan de insultar, debes disuadirlos constantemente de llevar a cabo esa acción negativa. Si a sabiendas permites el comportamiento incluso una sola vez, puede tener un impacto no deseado sobre el efecto del condicionamiento operante en el aula.

Utilización de sólo el estímulo negativo

Proporcionar sólo estímulo negativo para el comportamiento inaceptable no es tan eficaz como dar un equilibrio de estímulo positivo y negativo. Reforzar el comportamiento positivo conforme se produce puede disuadir acciones negativas que en un inicio se desarrollen y puede crear un ambiente más positivo en el aula en general.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media