Cultura y ciencia

Las condiciones de trabajo infantil durante la revolución industrial

Escrito por selam nuri | Traducido por alejo beltzer
Las condiciones de trabajo infantil durante la revolución industrial

El rol de los niños a nivel laboral durante la revolución industrial.

Hulton Collection/Valueline/Getty Images

La revolución industrial del siglo XIX dio lugar a una migración masiva de trabajadores agrícolas en los sectores urbanos en busca de empleos que estuvieran mejor pagados. En las regiones urbanas, los artesanos y trabajadores calificados como tejedores fueron desplazados, perdiendo sus puestos de trabajo a causa de la producción mecanizada. Las máquinas impulsadas a vapor aumentaron la productividad y a la vez condujo a una división del trabajo final y transformó la mano de obra tradicional. Hasta que se dictó la ley en las fábricas que prohibía el trabajo infantil en 1833, la mayoría de los trabajadores de las fábrica durante la revolución industrial eran niños.

Otras personas están leyendo

Tipos de trabajo

Había dos formas de trabajo infantil durante la revolución industrial: Los aprendices de parroquia y los niños que trabajaban gratis. Los aprendices de parroquia eran niños huérfanos que estaban bajo el cuidado del gobierno británico. Los dueños de las fábricas les proporcionan vivienda y alimentos a cambio de su trabajo. Estos niños no recibían ningún tipo de compensación monetaria. Los niños que trabajaban por salarios muy bajos ganaron el título de niños que trabajaban gratis, algunos tenían 5 años y trabajaban en fábricas y minas de carbón. Debido al crecimiento de las fábricas textiles, un gran número de niños trabajaban en fábricas de algodón en donde pasaban la mayor parte de su tiempo en habitaciones con muy poco aire fresco y nada de ejercicio. Los niños también eran contratados para trabajar en fábricas de manufacturas como deshollinadores y cocinando ladrillos.

Condiciones de trabajo

El trabajo en las fábricas era un "refugio" para las familias que no les quedaba otra opción para no tener que sufrir hambre o directamente la muerte. Los padres confiaban en los ingresos de sus hijos y veían a la fábrica como una oportunidad para sobrevivir. La mano de obra de fábrica consistía en tareas manuales repetitivas. Los niños trabajaban en fábricas que eran insalubres y eran expuestos a productos químicos tóxicos y regularidad. Los niños que trabajan en fábricas de manufacturas, entraban en contacto con altos niveles de fósforo, lo que provocaba que sus dientes se pudran. Algunos niños murieron a causa de la inhalación excesiva de vapores de fósforo que despedian estas fábricas. En las fábricas de algodón, los niños generalmente manejaban maquinaria peligrosa lo que provocaba que tengan graves lesiones y accidentes. Otros se caían dentro de las máquinas dormidos por trabajar durante una cantidad excesiva de tiempo eran aplastados por peligrosas máquinas con las que trabajaban. Los niños que trabajaban en las minas de carbón a menudo morían a causa de las explosiones y lesiones.

Horas de trabajo

La mano de obra industrial no estaba regulada y los niños formaban parte de este trabajo extremadamente agotador, trabajando entre 12 y 19 horas al día, seis días a la semana, con un descanso de 1 hora. No era raro que los niños comenzaran su jornada laboral a las 5 AM y trabajaran hasta las 10 PM. Tampoco se les permitía usar relojes y los empleadores de las fábricas se aprovechaban de esto para manipular el tiempo para hacer que los niños se quedaran más tiempo trabajando en la fábrica fuera de su horario regular de trabajo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media