Hobbies

Cómo conducir un automóvil con palanca de cambios

Escrito por amrita chuasiriporn | Traducido por ehow contributor

Conducir un vehículo con palanca de cambios puede abrirte un mundo nuevo, no importa qué tipo de transporte sea el que conduzcas. A medida que tus habilidades aumenten, manejar un automóvil con palanca de cambios mejorarás la eficiencia del combustible. Por lo general, las transmisiones manuales cuestan menos que las versiones automáticas del mismo modelo, a veces, esta diferencia puede costar miles de dólares. Si te gusta el automovilismo y sientes placer al conducir, no hay duda de que podrás obtener más de tu vehículo si aprendes a manejar con palanca de cambios.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Identifica qué tipo de transmisión tiene tu automóvil. La caja estándar que se usa para la mayoría de los coches modernos tiene cinco velocidades, pero algunos de alto rendimiento vienen con seis o siete engranajes, además del cambio en reversa y la posición neutral. Si conduces un vehículo clásico, es posible que tenga una caja de tres o cuatro velocidades, la cuál también debería conocerse como "columna de cambios" debido a que está directamente ensamblada sobre la columna de dirección del automóvil.

  2. 2

    Verifica dónde se encuentran los pedales de tu vehículo. Si sabes cómo conducir un coche automático, ya sabes donde se ubican el acelerador y el freno. En un automóvil con palanca de cambios, el pedal que veas a la izquierda es el embrague y lo usarás frecuentemente cada vez que cambies de velocidad.

  3. 3

    Pisa el embrague hasta el fondo con tu pie izquierdo. No enciendas el motor. Con este pedal adentro, mueve los engranes para que ubiques cada una de las velocidades. Revisa el manual de uso para que veas cómo se describe y configura la caja de cambios. Cuando termines, pon la palanca en posición neutral.

  4. 4

    Prende el motor. Mientras pisas el embrague, mueve la palanca de cambios a primera y acelera a medida que lo dejas salir. Esta acción no debe ser repentina. Concéntrate en hacer estos movimiento lo más suave posible.

  5. 5

    Pisa el embrague nuevamente, cuando escuches que las revoluciones del motor aumentaron a 3.000 RPM, mueve la palanca de cambios a segunda mientras aceleras. Suelta el embrague con suavidad. Aprender a medir las revoluciones, los cambios y la manera en que debes emplear el embrague, significa que escuches y sientas. Mira los indicadores y escucha el sonido del motor que transita por una gama amplia de revoluciones por minuto RPM. Recuerda que el sonido del motor te guía para aumentar la velocidad y cambiar las velocidades.

  6. 6

    Practica cómo disminuir la velocidad. Mete el embrague hasta el fondo y mueve la palanca de cambios a la marcha anterior más baja acelerando un poco mientras lo haces. Observa que cuando el cambio es ascendente, no debes acelerar durante el proceso. En cambio, al frenar debes inyectar un poco de combustible al momento de hacerlo. Repite esta maniobra con todas las velocidades.

  7. 7

    Practica la forma de detener el automóvil completamente una vez que hayas frenado con primera. Acciona el embrague, pisa el freno y pon la palanca en posición neutral. Ahora usa el embrague y cambia a reversa. Acelera. Suelta el embrague y, lentamente, conduce tu automóvil hacia atrás. Usa todos los espejos y voltea la cabeza hacia atrás para ver por dónde vas.

Consejos y advertencias

  • Disminuir la velocidad desacelerando es una opción estratégica cuando conduces cuesta abajo, ya que frenas sin utilizar el pedal. A esto se le llama "frenar con motor". Esto también te ayuda a prolongar la vida útil de los frenos y platillos reduciendo el desgaste excesivo.
  • Si cuesta arriba debes detener el automóvil por completo, tienes dos opciones: pon el motor en primera pisando el embrague y freno. Si estás frente a un semáforo y quieres prepararte para avanzar tan pronto la luz cambie, esta es una buena opción. Sin embargo, para cuidar mejor el embrague, puedes poner el coche en neutral y tirar hacia arriba el freno de mano. Podrás entonces quitar tus pies de los pedales. Esta palanca impedirá que el automóvil ruede hacia atrás y el embrague se desgaste. Esta solución es practica, ya que estas piezas pueden ser costosas si deben reemplazarse.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media