Cómo conducir un vehículo de tracción trasera en la nieve

Escrito por ehow contributor | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La mayoría de los automóviles de lujo y deportivos son de tracción en las ruedas traseras. En condiciones normales, los automóviles de tracción trasera poseen la ventaja de un mejor control y percepción, ya que las ruedas delanteras se encargan de la dirección mientras que las traseras se encargan de la propulsión. Sin embargo, este tipo de vehículos son conocidos también por su mala tracción en la nieve y, por lo tanto, requieren un manejo especial en estas condiciones.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Prepara el vehículos para conducir en la nieve y el hielo. Los neumáticos para nieve y las cadenas pueden ser útiles para conducir en estas condiciones; de hecho, en algunos lugares son obligatorios.

  2. 2

    Baja la velocidad. Ya sea que conduzcas un potente automóvil clásico con tracción trasera o un enorme deportivo utilitario, ningún sistema de seguridad podrá evitar que un vehículo que ha perdido adherencia se deslice fuera del camino e impacte contra otro objeto.

  3. 3

    Conduce de manera defensiva. Aumenta la distancia con respecto al vehículo que va adelante a un espacio de diez automóviles por cada 10 mph (16 km/h) que alcances. Aproxímate a las intersecciones con cuidado para evitar colisionar con vehículos que no logren detenerse a tiempo en el semáforo.

  4. 4

    Aproxímate a las curvas con cuidado, para poder realizar el giro con seguridad. Frena suavemente al ingresar a la curva, para permitir que las cuatro ruedas mantengan la adherencia. Frenar rápidamente y corregir demasiado el giro en una curva provoca un derrape.

  5. 5

    Practica doblar, frenar y acelerar tu automóvil suavemente. El modo en que operas los controles en condiciones normales es demasiado brusco para una carretera cubierta de nieve.

  6. 6

    Debes saber donde se encuentra el centro de gravedad del vehículo. Se logra mayor tracción cuando las ruedas tractoras sostienen la mayor parte del peso del vehículo. Los automóviles con tracción trasera tienden a perder tracción y patinar en caminos resbaladizos, por lo que se benefician mucho de un sistema de control de tracción.

  7. 7

    Ten en cuenta la posibilidad de tomar un curso para practicar el derrape controlado. El instinto de la mayoría de las personas los lleva a frenar en intentar doblar en sentido contrario al derrape. Lo que se debe hacer, en cambio, es doblar en sentido del derrape y acelerar suavemente para recuperar el control en el vehículo con tracción trasera. Esta no es la reacción natural y requiere bastante practica en un entorno seguro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles