Conducta manipuladora y explotadora en el lugar de trabajo

Escrito por miranda brookins | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Conducta manipuladora y explotadora en el lugar de trabajo
Las conductas manipuladoras y explotadoras son desfavorables en el lugar de trabajo. (work image by nutech21 from Fotolia.com)

A medida que los ambientes laborales se tornan cada vez más diversos, los empleadores contratan talentos con variados conocimientos, habilidades, actitudes y antecedentes. Como resultado, cada empleado tiene su propia personalidad, que puede encajar o no con la cultura de la empresa. Sin importar la cultura de la misma, las conductas manipuladoras y explotadoras son desfavorables en el lugar de trabajo y pueden causar problemas entre los empleados y los empleadores.

Otras personas están leyendo

Causas

Los empleados que demuestran una actitud manipuladora y explotadora lo hacen por varias razones; algunas de las cuales pueden estar relacionadas con el trabajo. Los empleados pueden mostrar actitudes manipuladoras o explotadoras cuando sienten que son amenazados por otros empleados, experimentan un desgaste del lugar de trabajo, falta de respeto por la gerencia, se sienten poco apreciados o están experimentando problemas en su casa. Los empleados también pueden mostrar estas actitudes si no son claros en sus objetivos y expectativas individuales, tienen malas relaciones con el resto de los compañeros o sienten que esas actitudes generarán el respeto del resto.

Ejemplos

Los tipos de conductas manipuladoras o explotadoras que un empleado puede mostrar pueden ser evidentes o no. Un empleado puede hablar con otros empleados sobre la vida personal de un compañero a sus espaldas, como sobre un divorcio pendiente. Interrumpir constantemente a un compañero de trabajo durante una reunión de actualización de estado, insistir que no sabe de qué está hablando, es una conducta manipuladora y explotadora en el lugar de trabajo. Demostrar una actitud pasiva-agresiva, egocéntrica o degradante es algo manipulador y explotador en el lugar de trabajo. Un ejemplo más evidente, y potencialmente peligroso, de este tipo de actitudes es un empleado amenazando físicamente a otro empleado o incluso a un cliente. La situación puede empeorar si el empleado en realidad causa daño físico.

Efectos

La conducta manipuladora o explotadora en el lugar de trabajo puede afectar de forma negativa la manera en la cual interactúan los empleados y sus gerentes, además del trato a los clientes. Los empleados que reciben los ataques de los empleados manipuladores, así como los empleados que simplemente son testigos de ello, pueden experimentar estrés, una disminución en el nivel de productividad, estar temerosos de expresar sugerencias u opiniones, y tener miedo de ir al lugar de trabajo. Como resultado, el lugar de trabajo puede experimentar un aumento en el ausentismo de empleados, un aumento en las quejas o un alto número de reemplazo de empleados. Estos efectos pueden hacer que la empresa pierda dinero y dañe su reputación.

Soluciones

Si los empleados muestran conductas manipuladoras y explotadoras, el problema debe dirigirse inmediatamente a la gerencia. Los empleados son responsables de informar tales actitudes si experimentan o son testigos de las mismas en el lugar de trabajo. La gerencia es responsable de establecer y reforzar políticas y procedimientos para reducir tales actitudes. Segundo, la gerencia es responsable de establecer un sistema de información, documentación y de disciplinar a los empleados, si aparecen conductas manipuladoras y explotadoras. La disciplina puede iniciarse con una advertencia y finalizar con un despido, si continúan esas actitudes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles