Cuándo se conecta el feto con la madre

Escrito por shauna cuff | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuándo se conecta el feto con la madre
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La conexión física entre una madre y un feto comienza poco después de la concepción, en un proceso llamado implantación. El desarrollo emocional es un proceso más largo, pero el feto se conectará a la mamá a través del sonido de su voz, que se puede escuchar en el útero. Muchos estudios científicos han demostrado que los recién nacidos prefieren la voz de su madre sobre las de los extraños.

Otras personas están leyendo

Implantación

La duración del embarazo se calcula desde el primer día del último período menstrual hasta la concepción. Esto significa que cuando se produce la implantación, en términos médicos, se considera que la madre está de tres semanas de embarazo. En la concepción, el espermatozoide y el óvulo se unen para formar una sola célula llamada cigoto. Durante el período de tres a cuatro días después de la concepción, este cigoto se desplaza hacia abajo a través de la longitud de la trompa de Falopio hasta el útero, donde el revestimiento se ha ido construyendo preparando la implantación. Es cuando no se produce el embarazo que el cuerpo elimina el revestimiento en forma de menstruación, para que pueda empezar a crear un revestimiento nuevo y "fresco" para el posible embarazo siguiente.

Entre los días seis y nueve de la concepción, o cuarta semana , el cigoto (ahora llamada blastocito) se entierra en el revestimiento del útero, que es rica en nutrientes que ayudan a asistir en el fomento del desarrollo. Esta implantación en el recubrimiento marca la primera posibilidad de que una prueba positiva de embarazo puede ser recibida, aunque puede tomar unos pocos días antes de que las hormonas responsables de ayudar a mantener el embarazo alcancen un nivel suficiente para medirse en una prueba casera.

Desarrollo del cordón umbilical

Después de la implantación, el blastocisto se divide en dos partes. Un conjunto de células se convertirán en el feto y el otro se convertirá en la placenta. La placenta es un órgano que se adhiere a la pared del útero de la madre y proporciona nutrientes al feto a través del cordón umbilical. La placenta libera hormonas que indican a la madre dejar de menstruar. En el día 20 desde la concepción, tanto la placenta como el cordón umbilical son funcionales (aunque aumentarán de tamaño en tándem con el crecimiento del feto). Hecho de dos arterias que suministran sangre a la placenta y una vena grande que irriga sangre rica en nutrientes al feto, el cordón umbilical es la primera conexión o anclaje, a la madre. Puede medir hasta 60 centímetros de largo.

Complicaciones potenciales

Pueden haber varias complicaciones cuando el feto se adhiere a la madre, uno de los cuales es cuando la placenta se desarrolla demasiado cerca del cuello uterino, o lo cubre completamente. A medida que el feto crece y aplica presión puede causar sangrado, y se conoce como placenta previa. Se requiere atención médica especial debido al riesgo que supone el trabajo de parto y el nacimiento.

Otra complicación poco frecuente pero grave es el desprendimiento de la placenta. Si la placenta se separa del útero de la madre antes del nacimiento del bebé, tanto del feto como la madre estarán en peligro de vida potencial. La madre puede sufrir hemorragia severa y el desprendimiento del feto de la madre resulta en que el mismo no recibe suficiente oxígeno y nutrientes.

Fallas en el desarrollo

Si el blastocito no se desarrolla después de la implantación, esto se conoce como óvulo marchitado. Esta es la causa de casi el 50 por ciento de los abortos involuntarios, y usualmente resulta de graves anomalías cromosómicas en el blastocisto. A menudo sucede antes de conocer que la madre está embarazada. El cuerpo normalmente deja de producir las hormonas necesarias para mantener el embarazo y comenzará el período menstrual. En los casos en que los niveles hormonales no caen, un D & CL (dilatación y legrado) o D & E (dilatación y evacuación) tendrá que llevarse a cabo para interrumpir el embarazo. Esto no debe confundirse con un aborto, ya que no hay feto presente . Tras el cese del desarrollo, de las células que se convierten en el feto muerto. Por razones desconocidas en esta situación, a veces las hormonas de señalización del embarazo no se inactivan y alertan al cuerpo para un embarazo fallido.

Conexiones emocionales

Las orejas del feto están lo suficientemente desarrollados como a las 16 semanas de embarazo para escuchar la voz de la madre y el ruido exterior. En la semana 24 el feto reconoce lo suficiente la voz de la madre como para ser tranquilizado por ella. Los recién nacidos continuarán reconociendo el sonido de la voz de la madre, apenas la madre se relacione con el niño, formarán un enlace. Conectarse con la mamá de esta forma, desarrolla el sentido de seguridad del bebé y de ocho a nueve meses de edad comenzarán a mostrar una ansiedad ante los extraños y prefieren la familiaridad de su propia madre (y el padre).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles