Cómo confeccionar persianas de tela

Escrito por amma marfo | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo confeccionar persianas de tela
Las persianas enrollables clásicas se hacen de vinilo flexible. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Las persianas enrollables clásicas se hacen de vinilo flexible debido a que se requiere que bloqueen la luz brillante que penetre a una habitación, pero pueden verse feas y carecer de estilo. Para disfrutar de la función de una persiana enrollable al tiempo que decoras tu habitación, puedes hacer persianas de telas que se adapten a tu estilo y preferencias de color. Después de seleccionar una tela de tapicería que te guste, puedes confeccionar un panel de tela y colocarlo alrededor de un rodillo. Todo esto te puede llevar una hora de trabajo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Tela de tapicería o para decorar el hogar, de 1 a 2 yardas (91 cm a 1,82 m)
  • Tijeras
  • Alfileres
  • Máquina de coser
  • Rodillo de madera con soportes de montaje
  • Taladro
  • Pistola de grapas
  • Clavija de ½ pulgada (1,27 cm) de ancho
  • Sierra

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la parte interior de la ventana con una cinta métrica para encontrar el ancho y alto donde deseas agregar la persiana enrollable. Compra y corta la tela al ancho de la ventana agregando 4 pulgadas (10,16 cm) por 5 pulgadas (12,70 cm) más de alto.

  2. 2

    Extiende la tela sobre una superficie plana con el lado impreso hacia abajo. Dobla el borde superior e inferior una pulgada (2,54 cm) y sujétala en su lugar. Cose a lo largo del dobladillo para que el pliegue se mantenga en su lugar. Extrae los alfileres.

  3. 3

    Extiende la tela nuevamente y dobla los bordes laterales dos veces, dejando una pulgada (2,54 cm) y fijando con alfileres. Cose los lados para fijar la tapa, quita los alfileres a medida que avances. Extiende la tela una vez más y dobla el borde inferior a 1 ½ pulgadas (3,81 cm). Cose el borde inferior hacia abajo para formar un bolsillo.

  4. 4

    Selecciona un rodillo que se ajuste al marco de la ventana. Fija los soportes de montaje en el interior a ½ pulgada (1,27 cm) de la parte superior del marco, usando un taladro y los tornillos necesarios.

  5. 5

    Coloca el rodillo desnudo sobre una superficie plana y alinea el borde superior de la cortina de tela a lo largo del rodillo, procurando plegar la tela contra el rodillo. Engrapa a lo largo del borde superior de la tela y rodillo a cada 3 pulgadas (7,62 cm) debajo del largo del rodillo.

  6. 6

    Enrolla la tela alrededor del rodillo hasta que pendan de 6 a 8 pulgadas (15,24 a 20,32 cm). Corta una varilla de madera tan larga como el ancho de la ventana y deslízala a través del bolsillo a lo largo de la parte inferior de la tela.

  7. 7

    Inserta el rodillo en los soportes montados, de modo que la tela penda delante del rodillo. Tira del borde inferior de la tela para extender la persiana y que abarque la ventana. Tira de la parte inferior de la persiana para que el rodillo se ajuste y puedas enrollarla.

Consejos y advertencias

  • Selecciona una tela que coincida con la decoración de la habitación en la que estés trabajando para asegurar el estilo, los colores y el ambiente y no tengas persianas que desentonen.
  • Los rodillos de madera y sus accesorios para soporte y montaje se pueden comprar en la mayoría de las tiendas especializadas para telas y marcos para ventanas. A menudo aparecen como piezas de recambio (ver Recursos).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles