Cómo configurar la válvula de seguridad de un compresor de aire

Escrito por mark morris | Traducido por nicolás altomonte
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo configurar la válvula de seguridad de un compresor de aire
Utiliza una llave ajustable para quitar las válvulas de presión. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La válvula de seguridad, o válvula de presión es una característica de seguridad que cada compresor de aire construido en las últimas décadas tiene en común. Esta válvula pequeña, típicamente de 1/2 pulgada (1,5 cm) es un tapón de resorte diseñado para asegurar que la presión en el compresor no pueda acumularse más allá de los niveles seguros, lo que puede causar rupturas peligrosas en el tanque, la herramienta o la manguera, con la posibilidad de causar lesiones graves. La válvula se fija para una presión específica en la fábrica y es un sistema cerrado sin medios para el ajuste. Los resortes de la válvula se abren ante un umbral de presión preestablecido y se cierran cuando la presión cae por debajo del nivel de seguridad predeterminado. Una válvula con un mal funcionamiento que, o bien se abre a una presión que no es utilizable o se niega a cerrarse debe ser reemplazada.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Llave inglesa
  • Válvula de repuesto
  • Cinta de teflón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Apaga la alimentación del compresor y desenchúfalo. Localiza la válvula de seguridad. Por lo general se encuentran en un costado del tanque del compresor o cerca de la parte superior situada a un lado de la salida de aire. La válvula es de aproximadamente 1/2 pulgada de ancho (1,5 cm) y sobresale del compresor unos 3/4 de pulgada (2 cm). Será de bronce o latón y plástico, y tiene regularmente un anillo de metal a través de él, del que se tira para liberar la presión. Tira del anillo para liberar cualquier presión restante en el tanque.

  2. 2

    Coloca una llave en la tuerca en la parte inferior de la válvula y gírala hacia la izquierda para aflojarla y retirarla. Abre la válvula tirando del anillo y examínala en busca de restos atrapados. Si la válvula tiene una piedra o arena atrapada, lávala, colócala y prueba que funcione correctamente. Si no, debes sustituirla.

  3. 3

    Toma contigo la válvula vieja, junto con la marca, el modelo y la capacidad tanto del motor del compresor como del tanque, a una tienda de reparación de herramientas. Muchas de las tiendas de reparación de cortadoras de césped, tiendas de alquiler y ferreterías ofrecen servicios de reparación de herramientas. Selecciona una válvula diseñada para activarse a la misma presión que la original para mantener la seguridad.

  4. 4

    Envuelve las roscas de la nueva válvula de seguridad con dos vueltas de cinta de teflón e insértala en el agujero donde se encontraba la válvula original. Aprieta la válvula con la mano, y ajústala firmemente con la llave, girando hacia la derecha.

  5. 5

    Vuelve a encender el compresor. Deja que la presión se acumule hasta que el compresor se detenga. Si la válvula lo soporta, puedes volver a usar el compresor normalmente. Si el problema persiste, consulta a un profesional de reparación de herramientas o ponte en contacto con el fabricante para obtener recomendaciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles