Comida

Cómo congelar las judías verdes frescas

Escrito por ehow contributor | Traducido por nieves fragola
Cómo congelar las judías verdes frescas

beans image by Xuejun li from Fotolia.com

Cómo congelar judías verdes frescas. En pleno verano, las plantas de judías verdes a menudo producen más frutos de los que uno puede consumir frescos. De modo que ¿por qué no congelar una parte de las judías frescas de tu huerta para poder disfrutarlas en invierno? Congelar los productos de la huerta es la forma más fácil y segura de preservarlos y no requiere de habilidades o equipamiento especial. Aquí aprenderás cómo hacerlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una olla
  • Una placa de horno con borde
  • Bolsas plásticas para congelador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Recoge las judías verdes (también conocidas como judías de cera o ejotes) cuando las vainas estén tiernas y midan entre 4 (10.16 cm) y 6 pulgadas (15.24 cm). Asegúrate de sacar las judías de un pellizco en lugar de tirar de ellas, a fin de evitar que se rompan los tallos de las plantas. En pleno verano, puede que necesites cosechar diariamente.

  2. 2

    Coloca las judías en un colador y lávalas con agua fresca. Desprende los tallos y las puntas y coloca las judías aparte. Luego, llena tu fregadero con agua helada y pon a hervir una olla con agua.

  3. 3

    Antes de congelar tus judías, es importante escaldarlas (es decir, hervirlas durante unos pocos minutos). Este proceso evita que las enzimas descompongan los nutrientes, el sabor y la textura de las judías. Para escaldarlas, colócalas en agua hirviendo durante 3 minutos. Luego, sumérgelas de inmediato en un baño de agua helada para evitar que se sigan cocinando. Puedes colocar aproximadamente 2 tazas de judías en un colador para pastas. Esto hace más fácil escaldarlas porque se pueden introducir las judías en el agua hirviendo y retirarlas con más facilidad. Si no tienes un colador de pastas, hazlo en tandas y traspasa las judías de la olla al baño de agua helada con una espumadera.

  4. 4

    Seca los vegetales y colócalos en una sola capa sobre una placa de horno con borde. Coloca la placa en el refrigerador. Tan pronto como las judías se congelen y solidifiquen, retira la placa del refrigerador y envásalas en bolsas para refrigerador, dejando media pulgada (1.27 cm) de espacio entre la parte superior de las judías y el cierre de la bolsa. Congelar las judías antes de envasarlas ayuda a evitar que se peguen.

  5. 5

    Evita quemar las judías en el congelador eliminando la mayor cantidad posible de aire dentro de la bolsa mientras la sellas. Luego, etiqueta las bolsas con la fecha de congelamiento e inmediatamente colócalas en el refrigerador. Las judías pueden conservarse congeladas hasta un año.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media