Cómo congelar mascarpone

3
Ha sido de ayuda

Una delicia culinaria, disfrutada en postres, con galletas o pan o incluso mezclada con el café, el queso mascarpone está en los primeros puestos de la lista de muchos amantes del queso. Este queso fresco tiene cantidades triples de crema fresca, creando un queso blanco, espeso y untable. Guarda el queso mascarpone en el refrigerador por aproximadamente una semana o puedes optar por congelarlo para un almacenamiento extendido. Si congelas el mascarpone, puedes encontrar separación al descongelarlo, lo cual se puede arreglar fácilmente.

erdbeer-mascarpone image by Patrizier-Design from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Pon el contenedor del mascarpone en la bolsa para congelar y ciérrala herméticamente.

Paso 2

Escribe la fecha y los contenidos en el exterior de la bolsa con una fibra permanente.

Paso 3

Pon el queso mascarpone en el congelador. Guarda el queso en el congelador por hasta dos o tres meses.

Paso 4

Quita el queso mascarpone del congelador y ponlo en la heladera para descongelar. Deja el queso descongelando por aproximadamente seis a ocho horas.

Paso 5

Vierte el queso frío en un cuenco para mezclar pequeño después de que haya descongelado, pero aún permanezca frío. Bate el queso con un mezclador eléctrico para emulsionarlo y mezclarlo nuevamente. Continúa batiendo el queso por uno o dos minutos hasta que se vea espeso y cremoso.

Paso 6

Almacena el queso en el refrigerador y úsalo tan rápido como sea posible, en una semana.

Consejos y advertencias

  • La textura del mascarpone puede ser ligeramente diferente después de congelarla y descongelarla. Algunos cocineros experimentan una textura granulosa que no les agrada.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente