Cómo congelar la papaya

Escrito por tatyana ivanov | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo congelar la papaya
Las papayas deben cortarse y sacarles las semillas antes de congelarlas. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La papaya es un bocadillo delicioso y saludable que cuando se congela puede disfrutarse todo el año, incluso cuando la papaya no está en temporada. Es importante cuando la congeles empezar con una papaya fresca y jugosa, así el sabor sobrevive en el proceso de congelado. La cáscara de la papaya será verde con amarillo oscuro y tendrá manchas, las cuales se pueden remover fácilmente. Una vez congeladas, las papayas pueden descongelarse y disfrutarse o servirse como un bocadillo congelado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Bolsas de congelador
  • Cuchara grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pela y saca las semillas de la papaya antes de congelarla. Primero corta la papaya a la mitad longitudinalmente, luego sepárala en dos secciones. Sosteniendo la papaya sobre el basurero, saca las semillas con una cuchara grande. No apliques mucha presión mientras sacas las semillas, ya que esto puede remover parte de la fruta. Sostén la papaya verticalmente y corta la cáscara a lo largo en trazos uniformes.

  2. 2

    Coloca las mitades de las papayas sin cáscara sobre una tabla de cortar y córtalas en rodajas de una pulgada (2 cm) utilizando un cuchillo. Alternativamente, puedes cortarlas horizontalmente a través de la fruta para crear las rodajas. Cortar la papaya en piezas pequeñas permite que el congelado y el descongelado sean más fáciles.

  3. 3

    Coloca los trozos de papaya o rodajas en arias bolsas para congelador. Varios trozos pueden ir en una bolsa, siempre y cuando haya suficiente espacio para que la papaya se congele independientemente de otros trozos y para que la bolsa se cierre herméticamente. Generalmente, una papaya puede entrar fácilmente en dos bolsas para congelador.

  4. 4

    Exprime cualquier exceso de aire de las bolsas, séllalas y ciérralas herméticamente. El sellado adecuado previene las quemaduras por congelación en la papaya.

  5. 5

    Coloca la papaya en el congelador y déjala reposar durante toda la noche. Sírvela como un delicioso bocadillo congelado o almacénala en el congelador hasta que quieras descongelarla y servirla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles