DESCUBRIR
×

Cómo congelar pasteles de queso horneados en casa

Actualizado 21 febrero, 2017

Desde los simples a al estilo de Nueva York, a los cubierto con cerezas, los pasteles de queso vienen en varias formas. Puedes comprar un pastel de queso congelado en el supermercado, pero no siempre se puede estar seguro de lo que está en la caja proveniente de la tienda. Hornea el pastel de queso a partir de tu receta favorita para que sepas exactamente qué ingredientes lleva. Puedes servirlo inmediatamente, o dejarlo en la nevera durante unos días o congelarlo. El pastel de queso casera se puede congelar en unos pocos pasos.

Instrucciones

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
  1. Deja que el pastel de queso recién horneado se asiente y enfrie completamente de acuerdo con la receta que estás utilizando.

  2. Quita los lados del molde de torta en que lo horneaste, pero sin retirar la base.

  3. Coloca el pastel de queso en el congelador durante aproximadamente una hora. Toma el pastel de queso y retira la base del molde.

  4. Envuelve el pastel de queso con seguridad con una envoltura de plástico. Luego envúelvelo con papel de aluminio de alta resistencia y colócalo en el congelador.

  5. Puedes guardar el pastel de queso durante un máximo de dos meses.

Advertencias

  • No agregues guarniciones antes de congelar el pastel de queso. Estas se pueden agregar cuando lo vayas a servir más adelante.

Necesitarás

  • Molde para torta
  • Envoltura de plástico
  • Papel de aluminio para trabajo pesado